Ferrándiz pide a los técnicos de la cantera paciencia para cobrar o “entrenar gratis”

viente ferrandiz hercules

O la Fundación del Hércules habita en un universo paralelo o está dirigida por el mayor enemigo del club alicantino. Sólo así se puede entender la forma en la que sus responsables afrontan la grave situación económica e institucional de una entidad que de un tiempo a esta parte no hace más que mancillar la imagen del club.

Y como ejemplo, el talante con el que se afronta el impago a los técnicos de la cantera. Vicente Ferrándiz, apoderado de la Fundación, pide “paciencia” para cobrar a los entrenadores del fútbol base del club alicantino, a los que se les debe varias mensualidades, y no descarta sugerir a los dirigentes del club que los técnicos “entrenen gratis” para evitar este tipo de situaciones.

“Hay que tener paciencia para cobrar. Y si no, que entrenen gratis. Si están aquí es porque no tienen otro sitio en el que estar. Y el Hércules les da la posibilidad de hacerse ver“, argumenta Ferrándiz, quien descartó que Enrique Ortiz, dueño del club, “vaya a poner más dinero“. “El fútbol base debe financiarse solo“, apunta.

El dirigente herculano ha admitido retrasos en los pagos (algo que hace sólo unas semanas no se reconocía) aunque en ningún caso superiores a los cuatro meses, a pesar de que Eduardo Rodríguez y Paquito, coordinadores de la cantera, acumulan nueve y seis nóminas sin cobrar, respectivamente. “Todo el mundo en el club sabe mi situación, no me importa decirlo”, apunta Rodríguez.

El desfase económico en la Fundación del Hércules, de la que es presidente Valentín Botella, ronda los 40.000 euros, a pesar de que el presupuesto debería estar cerrado con las cuotas de los padres. Y eso que el sueldo de los técnicos de los equipos de la cantera bajo la tutela de la Fundación (desde el prebenjamín al cadete) no supera los 200 euros mensuales.

Ferrándiz admitió que los presupuestos, en los que se incluyen gastos de ropa, pago de entrenadores y fichas, quedaban cuadrados, inicialmente, con las cuotas, pero desveló que parte de ese dinero se ha tenido que dirigir a “otras cosas”, sin especificar el destino.

El apoderado también insinuó que había padres que no habían pagado las cuotas, aunque fuentes de la Fundación afirman que, pese a ser cierta la afirmación, se trata de “hechos puntuales y cantidades insignificantes si se comparan con el agujero” de la Fundación.

También indicó que el acuerdo con la escuela italiana de fútbol Genova International School of Soccer (GISS) será beneficioso” para la cantera del Hércules, ya que dejará 150.000 euros en las arcas herculanas y que Dani Barroso, nuevo director deportivo, ha dado su visto bueno al pacto, pero con matices. El vasco quiere que todos los jugadores que lleguen al fútbol base del Hércules tengan un mínimo nivel deportivo.

Leave a comment

Your email address will not be published.

*