La Fundación del Hércules adeuda ya cuatro meses a los técnicos de la cantera

Eldin con cantera

El pasado fin de semana concluyeron la mayoría de las competiciones en las que participan los equipos de la cantera del Hércules, cuyos entrenadores continúan sin cobrar. Ya son cuatro las mensualidades que se les adeuda a los técnicos por parte de la Fundación, a pesar de que el presupuesto de los equipos estaba cubierto con las cuotas de los padres.

Los técnicos no reciben explicación alguna del motivo de los retrasos y temen que, con la temporada a punto de expirar, ya no vean su dinero. Desde que comenzó 2014, la Fundación, entidad presidida de forma testimonial por Valentín Botella, ex presidente del Hércules, pero dirigida a distancia en el día a día por Vicente Ferrándiz, apoderado general, sólo ha hecho frente a una mensualidad.

Fue en marzo y como respuesta al malestar por parte de la mayoría de los técnicos del fútbol formativo herculano, , del que se hizo eco ALCNEWS, cuando la Fundación efectuó el pago de una mensualidad. Prometió a través de sus portavoces que el resto se saldaría en cuestión de semanas. Pero sólo fueron palabras.

La Fundación se hizo cargo este año de la estructura de fútbol base comprendida entre los benjamines, los más pequeños de la cantera, hasta el cadete B. El cadete A, los juveniles , el Hércules B y el filial, Jove Español, pasaban a estar bajo la tutela del club. Estos equipos y sus entrenadores sí están al día. Curiosamente, el día a día de la Fundación es tarea de Vicente Ferrándiz, el hombre de confianza que Enrique Ortiz va colocando en el club según su criterio.

fillFerrándiz siempre había concedido prioridad al pago de los compromisos para diferenciarse de la gestión del club y de Carlos Parodi, su enemigo íntimo. Este año, al menos, la situación es diferente a lo habitual. El Hércules cumple y la Fundación, no. La Fundación redujo esta temporada la cuota a sus jugadores de la base de 650 a 595 euros. A pesar de la rebaja, en los presupuestos quedaba completamente financiado, según se apunta desde la misma entidad, el pago a los entrenadores con el dinero ingresado a través de las cuotas.

Las mensualidades de los entrenadores del fútbol base no van más allá de los 200 euros, dato que aún causa mayor desconcierto entre los propios técnicos y padres, ya que no se trata de cantidades excesivamente importantes. Y eso que ni los delegados ni los segundos entrenadores cobran.

La respuesta que obtienen los técnicos de la cantera cuando preguntan por los pagos siempre es la misma: “Cuando vengan los italianos“. Una alusión al acuerdo que pretende cerrar Ortiz con una escuela de fútbol trasalpina que, en teoría, correrá con todos los gastos del fútbol formativo a cambio de los derechos de los jugadores. ¿Dónde está el dinero? Nadie lo sabe, aunque hay varias teorías.

Lo único seguro es que no lo tienen los coordinadores, porque ellos también llevan tiempo sin cobrar. A Gaspar Campillo, entrenador del filial que quedó ligado a la Fundación porque el club ya tenía cerrado el presupuesto del cuerpo técnico, Paquito y Eduardo Rodríguez (máximos responsables del fútbol base del club) se les deben, incluso, más mensualidades que a los entrenadores.

Ferrándiz fue crítico hace tres años cuando la estructura diseñada por Sergio Fernández para la cantera también se quedó sin fondos a mitad de la temporada. Pero el actual apoderado ha repetido y aumentado errores, pese a que ahora los sueldos son más bajos y el organigrama es menor.

Más allá de los resultados deportivos, que no han sido los mejores este curso, la imagen de la cantera herculana en el mundillo del fútbol formativo sigue cayendo en picado a nivel provincial por culpa de este tipo de temas. El escudo pesa, pero cada vez son más los padres que dan prioridad a la seriedad y el cumplimiento de los compromisos por encima de los colores.

Leave a comment

Your email address will not be published.

*