Los compradores de Mercedes y Mini, los más satisfechos en 2014

wpid-mercedes-benz-clase-s-2014-3.jpg

Cada año, la consultora estadounidense JD Powerelabora un estudio en el que mide la satisfacción final de los clientes con los concesionarios tras efectuar la compra de un coche. Este año, y sobre una escala de 1.000 puntos, Mercedes es la favorita, con 761 puntos. De esta forma, la marca alemana mejora sus resultados de 2013 y crece 33 puntos para colocarse primera. En segunda posición aparece Mini, que el año pasado ocupó el puesto más alto, con 727 puntos de valoración.

Lo que parece claro es que los estadounidenses tienen una mejor imagen de las marcas europeas que de las propias.

Entre las marcas de lujo, Infiniti ocupa el segundo lugar, y Jaguar cae hasta el tercer puesto. Le siguen Lexus y Porsche. Por debajo de la media están Cadillac, BMW, Audi, Volvo, Lincoln y Land Rover.

Entre las marcas generalistas, Buick sube 32 puntos, alcanza los 726 y ocupa el primer puesto. Le siguen Chevrolet, GMC, Fiat, Toyota, Honda, Volkswagen, Hyndai y Ford. Por debajo de la media están Nissan, Chrysler, Subaru, Mazda, Scion, Kia, Jeep o Dodge.

El indicador que más se tiene en cuenta en el proceso de compra es la habilidad del comercial para comprender completamente las necesidades del cliente.

Este año, el estudio de JD Power ha puesto de manifiesto que los concesionarios contratan cada vez más a menudo especialistas en producto, para mostrar al cliente todo lo que hace el coche, sobre todo desde el punto de vista tecnológico.

De esta manera, empieza a ser habitual ver en los concesionarios a un comercial junto a un especialista de producto atendiendo a los clientes, lo cual suele repercutir en una mayor satisfacción para éste.

Además, los concesionarios que utilizan una tableta o soporte electrónico para mostrar al comprador información relativa al vehículo también aumentan la satisfacción del cliente. Sin embargo, recuerda que solo el 10% de los puntos de venta utiliza estos medios, frente a la gran mayoría que emplea los tradicionales catálogos.