Objetivo para 2017: 400 kilómetros de autonomía para los coches eléctricos

wpid-Ford-Fusion-2013-Hybrid-Energi-1.jpg

En 2017 veremos los primeros vehículos eléctricos compactos con autonomías de 400 kilómetros gracias a la mejora aerodinámica pero sobre todo por la llegada de baterías con el doble de densidad que las actuales.

Los próximos dos años vamos a ser testigos de una serie de noticias en materia de autonomía mucho más en serio que lo que estamos acostumbrados. Los fabricantes de vehículos eléctricos son conscientes de que 200 kilómetros de autonomía irreales no son suficientes, es decir, saben que homologan 200, pero saben que no es real y la cifra está casi en la mitad en el mundo real.

Para Carlos Goshn, presidente del grupo Renault-Nissan, el problema de la autonomía está cerca de ser algo del pasado.

Por ello, las siguientes generaciones de coches eléctricos van a traer un cambio muy importante: duplicar la autonomía homologada hasta los 400 kilómetros para que realmente podamos recorrer unos 200 kilómetros sin recargar las baterías. Este es el objetivo para 2017 de fabricantes como Nissan y Renault, y vamos a tratar de explicar cómo quieren conseguirlo.

El primer paso, y es el más lógico, es mejorar la eficiencia de sistemas que consumen mucha energía, como la calefacción. Esto ya se ha solucionado parcialmente al introducir bombas de calor más eficientes, pero ahora toca mejorar el trabajo en aerodinámica. Además, los propulsores eléctricos tendrán que seguir mejorando en eficiencia, que si bien es más elevada que en un motor de combustión, todavía tiene un margen de mejora. Os hemos hablado de cómo introducir una caja de cambios automática puede mejorar este apartado, no descartemos que este tipo de soluciones lleguen al mercado en los próximos años.

El siguiente y decisivo paso afecta a las baterías. Para poder ofrecer el doble de autonomía, su densidad debe incrementarse en un porcentaje similar, tal y como reflejan los últimos estudios en este campo.

Con estos cambios, es realista pensar que los próximos coches eléctricos puedan tener esos fantásticos 400 kilómetros de autonomía homologada, un hito que hará que los directores de marketing de estas compañías puedan frotarse las manos con este tipo de argumentos: la autonomía ya no es un problema para el coche eléctrico.

Estos avances van a permitir que fabricantes que están a la espera de que sea el momento de lanzar su alternativa eléctrica lo hagan, porque seamos conscientes, lo que hemos visto es un avance, en 2017 veremos una ofensiva completa por parte de todos las marcas para copar el mercado del coche eléctrico.