Aprendices de Goebbels y de Stalin: nueva bronca por el cierre de RTVV

G

El PP y la oposición se enzarzaron este jueves en una nueva discusión en Les Corts por la liquidación de Radiotelevisión Valenciana. El grupo popular rechazó una iniciativa de EU en la que pedían “rectificar” el cierre del ente público y aprovechar la plantilla que queda, antes de la culminación del ERE, para reabrir Canal 9 y Ràdio 9. La bronca subió de tono cuando el diputado de EU Ignacio Blancó llamó al parlamentario del PP Rafael Maluenda “aprendiz de Goebbels”, a lo que éste acusó a su oponente de ser un “aprendiz de Stalin”.

Maluenda explicó que el cierre de RTVV se debió a “motivos económicos” ante la imposibilidad de mantener el modelo existente. De hecho, aseguró que la televisión y la radio públicas se podrían haber mantenido si “algún sindicato” hubiera aceptado el ERE inicial, que salvaba “casi 700 puestos de trabajo”.

Por su parte, Blanco achacó la decisión a un “encabezamiento personal” del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, o a una imposición del Gobierno central. Pero, en su opinión, buscar una alternativa al cierre de RTVV sería “más económica”, ya que las indemnizaciones por despido y los gastos de liquidación del ente público costarían “más dinero” que mantener la televisión con un plan de viabilidad como el propuesto por el comité de empresa.

Durante el debate, el diputado de EU tildó a Maluenda de ser un “aprendiz cutre de Goebbels” porque “por mucho que repita que la culpa es de sindicatos y oposición, no es cierto”. En su réplica, el diputado popular lamentó el “insulto” de Blanco y le contestó que “si aquí hay algún aprendiz de algo es usted, aprendiz de Stalin“.

 

600 trabajadores piden seguir hasta 2015

Por otra parte, cerca de 600 trabajadores de RTVV han solicitado continuar en la empresa durante el periodo de liquidación, ocupando uno de los 113 puestos ofertados por la sociedad, en función de sus necesidades, en distintos departamentos. Tras cerrarse el plazo de solicitudes en la medianoche del miércoles, ahora la comisión de seguimiento del ERE deberá reunirse para valorar las solicitudes en función de los puestos ofertados.

De estos 113 se deben descontar los 30 trabajadores que, de acuerdo con el ERE de extinción aprobado, quedarán recolocados en la administración, 23 de ellos del servicio de documentación y siete de redes sociales. Para poder optar a la continuidad, es necesario haber trabajado en el departamento correspondiente desde el 1 de enero de 2012. Como excepción, se establecen los trabajadores que tengan 53 o 54 años y que puedan llegar a los 55 antes del 1 de julio de 2015.

El puesto de trabajo ofrecido podrá ser amortizado en cualquier momento y “de forma unilateral” por la empresa, antes de la finalización del periodo máximo indicado “en función de sus necesidades y criterio empresarial”.

 

Archivada la denuncia contra Fabra

Mientras se resuelve el proceso de liquidación de RTVV, cerca de 1.600 personas siguen en situación de permiso retribuido; es decir, cobrando sin ir a trabajar. La sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat ha decidido archivar la denuncia presentada por un particular contra el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, por estos pagos de salarios al considerar que este hecho no reviste carácter de delito.

La decisión de la sala se ha adoptado siguiendo el criterio de la Fiscalía, ya que ninguno de los dos órganos considera que los hechos denunciados son constitutivos del delito de malversación de caudales públicos que le atribuía el particular en la denuncia, según consta en el auto de este mismo jueves facilitado por el TSJCV. En su opinión, la decisión sobre los permisos retribuidos no fue tomada por Fabra, sino por la dirección de RTVV, por lo que no se le puede atribuir el presunto delito al jefe del Consell.