La CV dispondrá de 62 nuevas farmacias

wpid-farma1.jpg

La consellería de Sanidad ha adjudicado este martes, un total de 62 nuevas oficinas de farmacia en un acto en el que han tomado parte 644 aspirantes de toda la Comunidad Valenciana. Las nuevas boticas supondrán cerca de 120 nuevos empleos directos y habrá 26 en la provincia de Alicante, 25 en Valencia y 11 en Castellón.

El conseller de Sanidad, Manuel Llombart, ha destacado que las nuevas adjudicaciones “permitirán ofrecer una mayor y más cercana atención farmacéutica a los ciudadanos de la Comunitat”. Según Llombart, “cada año la Conselleria de Sanidad actualiza el mapa farmacéutico en función del aumento de la población y sus necesidades, para garantizar el servicio a los ciudadanos”.

En el acto, presidido por Llombart, también han estado presentes los presidentes de los tres Colegios Oficiales de Farmacéuticos (COF) de las tres provincias de la Comunitat: Jaime Giner, de Valencia; Sergio Marco, de Castellón; y Fe Ballesteros, de Alicante; así como el director general de Farmacia, José Luis Trillo, el gerente del hospital La Fe, Melchor Hoyos, los farmacéuticos que participaban en el proceso de adjudicación, así como familiares que les acompañaban.

PROCESO DILATADO PARA LAS NUEVAS FARMACIAS

Para la apertura de nuevas farmacias se realiza, en primer lugar, el proceso de planificación que determina las oficinas que se necesitan para ofrecer “una adecuada atención farmacéutica a la población en base a los criterios poblacionales”. El proceso de planificación general debe ser anual y ha de valorar la situación de todos los municipios de la Comunidad.

Una vez determinado el número de oficinas de farmacia necesarias, deben adjudicarse a los farmacéuticos interesados en la obtención de una autorización de apertura de una farmacia, junto con aquellas que quedasen vacantes en los procedimientos de adjudicación del año anterior y aquellas que, habiendo sido adjudicadas, no se haya efectuado la apertura por cualquier motivo.

El procedimiento de adjudicación se inicia mediante una resolución, a partir de la cual los participantes aportan la documentación acreditativa de los méritos que alegan (autobaremados), con indicación de su voluntad o no, de realizar la prueba escrita (totalmente voluntaria), y que se procesará de forma automática por una empresa especializada.

Finalizada la valoración de los expedientes y junto con el resultado de la prueba escrita, se elabora una lista provisional de los participantes con indicación de las puntuaciones obtenidas y el orden de prioridad en que se encuentran. Tras el plazo de reclamaciones y realizadas las subsanaciones, se publica la lista definitiva de los aspirantes.

La adjudicación de las autorizaciones de apertura de nuevas farmacias se lleva a cabo en un acto único en el que la Comisión de Baremación procede al llamamiento de los participantes por el orden de prioridad en el que figuran en la lista definitiva, para que elijan la autorización que deseen entre las ofertadas que queden disponibles en el momento de ser llamados.

Tras el acto, la comisión de baremación levanta acta del mismo, que será publicada en el DOCV y que finaliza el procedimiento. Desde la publicación, los farmacéuticos adjudicatarios de las autorizaciones dispondrán de un plazo de tres meses para designar el local en que hacer efectiva la apertura de la farmacia, “gozando de prioridad para su emplazamiento sobre el traslado de las existentes, de forma que puedan iniciar la prestación del servicio con la mayor celeridad”.