La reina Fabiola y la Comunidad Valenciana

fab

Fabiola de Mora y Aragón, reina de los belgas ha muerto a los 86 años de edad tras una larga enfermedad. Así lo han anunciado los reyes Alberto y Matilde en una comparecencia en los medios del país.

La soberana belga guardaba una relación especial con la Comunidad Valenciana por diferentes motivos. El principal para ella, era el hecho de que tenía una hermana monja en un monasterio de Beniparrell. Al menos en dos ocasiones visitó la población de L’Horta, junto a su esposo el rey Balduino, para visitar el panteón de sus familiares, los Escrivá de Romaní, en la parroquia de la población. La última vez en 1985 con motivo de los funerales por su hermana, María de las Nieves, que ostentaba el título de baronesa de dicha población valenciana.

Solidaria y comprometida, Fabiola visitó el sanatorio de Fontilles en 1994 para conocer de cerca la lucha contra la Lepra, ya que ella presidía la asociación Solidaridad Damian-Fontilles, que hermanaba el trabajo del Padre Damián, sacerdote belga misionero en campos de leprosos y la del sanatorio.

Su última visita a la Comunidad Valenciana fue en 2007 a la ciudad de Alicante, para entregar el Premio al Mejor Museo del Año al MARQ. En esta ocasión, recordó la estrecha relación que le unía a nuestra Comunidad, conmemorando a su hermana.

UN CUENTO DE HADAS

Nacida en Madrid el 11 de junio de 1928 con el nombre de Fabiola Fernanda María de las Victorias Antonia Adelaida de Mora y Aragón, tuvo como madrina de bautizo a la reina doña Victoria Eugenia de España. En su juventud estudió enfermería y además publicó un álbum de doce cuentos de hadas ‘Los doce cuentos maravillosos’.

Sería el presagio de lo que le depararía el destino, ya que el 15 de diciembre de 1960 se casaría con Balduino en la Catedral de San Miguel y santa Gúdula de Bruselas, tras un romance digno de un relato.

Fabiola se ganó la simpatía de los belgas y por supuesto de los españoles, donde se le recuerda hasta ahora.