Les Corts celebran su 25 de abril más deslucido

wpid-alberto-fabra-asiste-dia-de-las-cortes.jpg

La de este viernes era la última celebración institucional del 25 de abril para el actual presidente de Les Corts, Juan Cotino. Y, a juzgar por lo deslucido del acto, casi parecía el último de la historia. Ausencias destacadas y apretujones en una sala pequeña, incómoda y calurosa marcaron el momento. La coincidencia de la fecha con el segundo puente de Pascua seguramente no contribuyó a la difusión ni a la asistencia, tanto de diputados (muy de puentes) como de sociedad civil valenciana.

Les Corts Valencianes homenajearon este año en su día a los funcionarios que trabajaron en el período de la preautonomía valenciana, entre 1976 y 1982. Por ello, concedió la Alta Distinción Francesc de Vinatea a Vicent Miquel, secretario del Consell Preautonómic; Manuel Vela, Rafael Tamarit y Enrique Luca, responsables de la Tesorería en los Consells preautonómicos; y la primera letrada de la Cámara valenciana, Julia Sevilla.

A la celebración de esta jornada asistieron el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra; la delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León, y los consellers de Hacienda, Juan Carlos Moragues; Sanidad, Manuel Llombart; Infraestructuras, Isabel Bonig, y Gobernación, Serafín Castellano. Se echó en falta la presencia del resto del Consell: los responsables de Educación, María José Catalá; Economía, Máximo Buch; Bienestar Social, Asunción Sánchez Zaplana, y Presidencia, José Císcar. Este último se encontraba a pocos metros del edificio de Les Corts, en el Palau de Fuentehermosa, ofreciendo la habitual rueda de prensa posterior al pleno del Consell.

También se pudo ver al expresidente de la Generalitat, Joan Lerma; el secretario general del PSPV, Ximo Puig, y el diputado nacional del PP Gerardo Camps. También el exconseller de Hacienda, Juan Manuel Vela, porque su padre, fallecido en 2009, era uno de los premiados.

La representación de los grupos parlamentarios fue también un tanto exigua. Sólo 27 de los 54 diputados del PP, 26 de los 33 del PSPV, el portavoz de Compromís, Enric Morera, y ningún miembro de EU ya que su portavoz, Marga Sanz, tenía previsto asistir pero se encuentra de baja.

 

Agobios en el Salón de los Espejos

Todos ellos, junto con los familiares de las personas homenajeadas este año, tuvieron que seguir el acto de pie y con bastante calor, ya que una de las novedades era el cambio de ubicación. Pese a que el Día de Les Corts Valencianes se ha celebrado tradicionalmente en la Sala de la Andana, en esta ocasión se trasladó al Salón de los Espejos, más pequeño y peor acondicionado. Tal vez ante la previsión de que la asistencia, esta vez, sería menor que en ocasiones anteriores.

El presidente de Les Corts, Juan Cotino, lo justificó diciendo que el Salón de los Espejos es el segundo lugar “más digno” del Parlamento, después del hemiciclo. Pero la decisión no gustó nada a varios de los asistentes, sobre todo entre la oposición. El PSPV y Compromís criticaron la “falta de respeto” hacia la institución que para ellos suponía esta ubicación, y la diputada socialista Cristina Moreno abandonó el edificio cuando vio el panorama de ‘overbooking’.

 

El pueblo valenciano es “diferente”

Durante su discurso, el presidente de Les Corts apeló al hecho diferencial del pueblo valenciano. “Tenemos nuestra propia identidad, nuestra senyera, nuestra lengua, nuestras costumbres, y respetamos a todos los demás, de la misma manera que pedimos respeto para nosotros”, señaló. Una singularidad, no obstante, “que forma parte de un todo, que es la nación española“, defendió.

Cotino realizó un alegato en favor de la autonomía. “Considerar que el sistema autonómico vigente es totalmente inútil para solucionar los problemas, como dicen algunos, o aún más, proponer la independencia de algunas partes de España, es una absoluta irresponsabilidad, al margen de su inconstitucionalidad”, aseguró.

La segunda autoridad institucional de la Generalitat Valenciana también puso en valor los “grandes acuerdos de las principales formaciones políticas”, que hicieron posible tanto la Constitución Española como el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana. Unos acuerdos que deben ahora, “más que nunca, seguir siendo esenciales para tomar decisiones y hacer una Autonomía que continúe siendo referente en su gestión parlamentaria y de Gobierno”, sugirió.