Puig dice en Alicante que ninguna mujer puede votar a Cañete

wpid-13485319933_e3f0e4dda5_b.jpg

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha afirmado que “ninguna mujer puede votar a Miguel Arias Cañete” el próximo domingo y ha considerado que “no es una cuestión de ideología, es una cuestión de decencia, ni un voto para este señor”. Para el líder de los socialistas valencianos son “deleznables” las declaraciones del candidato ‘popular’, Arias Cañete, con respecto a su actitud en el debate contra la candidata socialista Elena Valenciano.

En el acto de cierre de campaña en Alicante en el que ha estado acompañado por Rubalcaba, Puig ha señalado que Cañete “no es superior intelectualmente” y sí “es inferior moralmente”. Por ello, ha solicitado el voto para Valenciano porque “se come a Cañete” y porque “no es posible en estos momentos despreciar el valor de la igualdad”. Así, Puig ha acusado al Partido Popular de querer dejar Europa “en manos de neopopulistas, radicales y nacionalistas”.

Por su parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reclamado que el domingo voten contra el odio, el racismo y los nacionalismos excluyentes y contra los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy, que a su juicio ha convertido en un “plebiscito” sobre sus políticas las elecciones europeas.

Rubalcaba ha manifestado que los socialistas están más cerca de “un trabajador polaco” o de un “pensionista portugués” que de un “empresario que usa la reforma laboral” porque “no somos nacionalistas” y “no nos gustan las fronteras, que son de derechas”. Así ha insistido en que “vamos a decir que no a la subida de impuestos, a los recortes” y ha afirmado que si los ciudadanos no quieren ver “revalidada” la política de Rajoy deben votar al PSOE porque “es el único que puede ganar y pararlos” e “impedirle hacer lo mismo”.

A su juicio, “son unas elecciones importantes para España y para Europa” dado que la crisis económica “ha fracturado el norte y el sur”, con unas políticas que “ha impuesto que el norte crezca, mientras el sur sufre”. De modo que “el sur se juega mucho”, al punto que ha augurado que “si no gana la izquierda, lo pasaremos muy mal” por lo que ha señalado que “se necesita que el partido socialista gane las elecciones”.