Stanboo ayuda a los Erasmus a que se sientan como en casa

wpid-la-foto-1.jpg

Cuántos de nosotros hemos viajado a otro país sin conocer bien el idioma y nos hemos encontrado totalmente perdidos sin saber cómo movernos por la ciudad, cuál es el mejor hospedaje o locales donde comer, salir o comprar.  Esta situación se repite y se agudiza entre los estudiantes de la beca Erasmus que aterrizan en Valencia –y España- y que no saben muy bien por dónde empezar, reto al que se le suma el desconocimiento de nuestro idioma y del escaso uso del inglés en nuestro país.

Tres valencianos emprendedores que no superan los 25 años – Daniel Pérez, Veridiano Sánchez y Jorge Torres- pretenden ayudar a los estudiantes Erasmus  a través de la plataforma Stanboo en la que los futuros estudiantes de Erasmus cierran su alojamiento desde su país de origen.

También existe la opción Arrival booking en la que acompañan al estudiante una vez llegan a la ciudad para encontrar piso, aunque admiten que “corren el riesgo de que queden pocos” sostiene  que este servicio lo solicitan los “Erasmus poco confiados”.

stanbooAdemás ofrecen varios packs con diferentes servicios para que el alumno no se preocupe de nada. El servicio ‘Premium’ tiene un coste de 149 euros e incluye la recogida en el aeropuerto, una tarjeta SIM con número español e Internet, un Bonometro con 10 viajes, acompañamiento para el registro en la Sanidad Pública, asesoramiento para la apertura de una cuenta bancaria, un carnet de descuento para utilizar en establecimientos de la ciudad y una cena de bienvenida con más estudiantes de Erasmus. El servicio ‘Express’ con un coste de 79 euros sólo incluiría la recogida en el aeropuerto, la tarjeta SIM y el bono de transporte. Asimismo la plataforma Stanboo gestiona tu alojamiento

La idea de crear esta plataforma surgió hace un año tras la propia experiencia de dos de sus fundadores – Veridiano y Jorge- cuando fueron estudiantes de Erasmus en la ciudad de Viena, “tuvieron serios problemas para encontrar alojamiento, allí descubrieron una plataforma similar que les ayudó a localizar una plaza en una residencia, sin embargo no ofrecía alquileres en pisos. A su vuelta decidimos adaptar esta plataforma incluyendo más servicios” explica Daniel Pérez a VLC News.

El proyecto atendió durante su primer año a cerca de 50 estudiantes –principalmente de Francia e Italia- aunque muchos más se quedaron en lista de espera, por ello para 2014 se han propuesto incrementar las plazas a 100. Stanboo ha sido financiado con recursos propios de los emprendedores y con ayuda de la familia, “desde el principio tomamos la decisión de salir adelante con nuestros propios recursos y hemos adaptado nuestro presupuesto al proyecto”, asegura Daniel quien añade que el reto más grande que se han encontrado en el proceso de emprender ha sido los trámites burocráticos para crear la empresa.

Para promocionar su plataforma y dar a conocer sus servicios, los emprendedores se han puesto en contacto con las oficinas de relaciones institucionales de las universidades que son las que les ayudan a salir fuera, además de realizar una estrategia de marketing a través de las redes sociales, fundamentalmente Facebook, y anuncios en Google. Como saben que ‘el boca a boca’ es lo que más éxito tienepara captar nuestro clientes, la plataforma paga 30 euros si un amigo del estudiante reserva con Stanboo.

A pesar de que actualmente han centrado su actividad en Valencia tienen el objetivo de expandir sus servicios en Madrid, Salamanca y Barcelona, de momento ya han firmado acuerdos con residencias, “nuestra idea siempre ha sido trabajar en todo el territorio nacional”.

Además de buscar alojamiento a los estudiantes y acomodarlos en sus primeros días en la ciudad, Stanboo no pierde el contacto con sus clientes y organizan cenas y actividades como capeas, paintball todos los meses para que se sientan como en casa.

Aunque en un primer momento la plataforma nació para ayudar a estudiantes extranjeros pronto lanzarán un servicio para estudiantes nacionales, “aunque pueden encontrar piso por sí solos, el valor añadido que ofrecemos es que si el alumno estudia alemán o francés nosotros podemos buscarle un piso con compañeros nativos de estos países”.