UPyD critca los incentivos a profesores que den clase en valenciano

Alexis Marí, comparecenciaAlexis Marí, portavoz de Ciudadanos en Les Corts Valencianes

Unión Progreso y Democracia no comparte la política de difusión del valenciano en la Comunidad Valenciana. En esta línea ha puesto en su punto de mira a la Universidad de Valencia y a la de Alicante, que ofrecen incentivos económicos al profesorado y al alumnado que utilicen el valenciano como lengua vehicular en el ámbito docente.

En la Universidad de Valencia, la compensación al profesorado que dé sus clases en valenciano puede alcanzar los 2.500 euros al año, con un máximo de 10 años. Serían, en total, 25.000 euros. En el caso de la Universidad de Alicante, el plus es de 65 euros por crédito. “¿Qué sentido tiene discriminar de esta manera a un alumno o docente brillante que no habla el valenciano?”, cuestiona el coordinador territorial de UPyD, Alexis Marí.

También existen incentivos económicos para el alumnado que haga sus tesis en valenciano. Concretamente, 800 euros en la Universidad de Valencia y 1.000 euros en la de Alicante. Además, las personas becadas que publiquen en valenciano pueden cobrar 275 euros por impartir una conferencia en esa lengua, 500 euros por material escolar editado en valenciano en la Universidad de Alicante y hasta 2.500 euros en la de Valencia entre artículos, material o comunicaciones.

Marí sostiene que “toda persona que realice el mismo trabajo debe cobrar una cantidad idéntica, con independencia de su género, lugar de residencia, lengua, credo o raza”. En este sentido, reclamó que las administraciones acaben con “los privilegios de los docentes y alumnos de las universidades públicas valencianas que impartan sus clases en valenciano”.

UPyD recoge en su programa electoral que es de vital importancia “promover políticas que aumenten y refuercen la calidad de la educación pública laica y de la investigación científica y se opongan a la difusión del fanatismo y de la ignorancia, con independencia de su lengua materna, lugar de residencia o creencias religiosas e ideológicas”, afirmó el partido en un comunicado.