Ya no se quiere estudiar Filología Catalana

La Universidad termina la ampliación del campus apostando para acontecer un foco de atracción para la innovación empresarialLa Universidad termina la ampliación del campus apostando para acontecer un foco de atracción para la innovación empresarial

Tras el cierre definitivo de admitidos en las universidades valencianas, parece ser que la Filología Catalana no despierta grandes pasiones entre los nuevos estudiantes. Así, junto a las carreras de Topografía y Arquitectura, es una con menos demanda durante el curso 2014-2015, así se desprende del informe sobre la preinscripción en grados, elaborado por una comisión dependiente de la Dirección General de Universidades.

Si son pocas las plazas de Filología Catalana que se han cubierto en la Universitat de Valencia, aún son menos en la Univerdad de Alicante donde cae en picado, con sólo un porcentaje de plazas libres del 50%.

Así, según carrera y universidad donde no se aprecia una aceptación elevada, los estudios mes aceptados serían Ingeniería Geomática y Topografía (Politècnica), Arquitectura Técnica (Jaume I), Ingeniería Agroalimentaria (Miguel Hernández), Estadística Empresarial (Miguel Hernández), Arquitectura Técnica (Universidad de Alicante), Ingeniería Civil (UA), Obras Públicas (Politècnica), Relaciones Laborales (UA), Filología Catalana (UA) y Relaciones Laborales (Miguel Hernández).

Pero si hacemos referencia al grado de Filología Catalana, sólo la Universitat de Valéncia ha conseguido llenar en un 70% las plazas libres, aunque de ellas sólo 26 alumnos eligieron como primera opción esta carrera. Mientras que en la Universidad de Alicante, prácticamente ningún nuevo universitario optó por la filología como su opción preferente.

En términos generales, las plazas totales ofertadas por la Universidad de Alicante son las que más vacantes representan, frente al resto de instituciones académicas, que sí han logrado llenar la mayor parte de la oferta educativa durante este curso.