Alea iacta est

Habemus Gobierno... 319 días despuésHabemus Gobierno... 319 días después

Aleas iacta est, que dice el latinajo, o lo que es lo mismo, la suerte está echada. Ya tenemos, casi, nuevo Gobierno. Y aunque no nace del consenso y el diálogo, ese mismo que tanto dicen los políticos que deben practicar según el mensaje de las urnas, nace, que no es poco.

Mariano Rajoy será, finalmente, investido el sábado presidente del Gobierno con la incertidumbre de la disciplina del voto de los diputados socialistas, divididos tras el sí a la abstención aprobado el pasado domingo en el Comité Federal. El líder del Partido Popular aceptó ayer el encargo del Rey Felipe VI y expondrá hoy su programa ante el pleno del Congreso.

Un Rajoy consciente de que la situación institucional a la que se enfrenta es complicada. De hecho, tras entrevistarse en Zarzuela con el Rey, explicó que su intención es la de encabezar una legislatura “de cuatro años” que tendrá que sustentarse en la “responsabilidad” y el  “compromiso”.

No ha habido diálogo porque el PSOE no ha exigido nada a cambio de su abstención y de haberse desangrado ante la opinión pública. Tampoco exige demasiado Ciudadanos, quien en su acuerdo con el PP, por el cual los de Rivera votarán sí a Rajoy.

Al final habrá gobierno, sí, y el PP sale victorioso y reforzado, pues ha conseguido que PSOE y Ciudadanos se desdigan de sus planteamientos iniciales. Además, y es digno de mención, el PP no llega solo a esta investidura. Partidos que ya concurrieron junto a ellos en las pasadas Elecciones Generales, y que cuentan con un importante apoyo en sus respectivas Comunidades, también darán su sí. Es el caso de Foro Asturias o UPN, formaciones que concurrieron de la mano del PP, y que a pesar de formar parte del Grupo Mixto, también darán su sí. Coalición Canaria, que concurrió como partido autónomo, también mostrará su apoyo.

En resumen, aleas iacta est, estimados lectores.

Be the first to comment on "Alea iacta est"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*