La transparencia en algunas “instituciones del cambio” brilla por su ausencia

Habemus Gobierno... 319 días despuésHabemus Gobierno... 319 días después

La transparencia en algunas “instituciones del cambio” brilla por su ausencia. Así lo explica, que no con poca razón, el concejal del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia, Félix Crespo, que ha denunciado que, durante los últimos meses, su formación ha ido solicitando expedientes administrativos, y documentación relacionada con la celebración y contrataciones menores de eventos y contratación de personal para la realización de los mismos, tanto a la Concejalía de Fiestas como a la Presidencia y Secretaría General de Junta Central Fallera, y no ha recibido “ningún tipo de contestación ni explicación”.

A cambio de respuestas, instituciones encabezadas por personajes tan ilustres del aclamado “movimiento del cambio” como Joan Ribó, alcalde de Valencia o Xavi Rius, diputado de Cultura en la Diputación de Valencia, por poner algunos ejemplos, carecen total y absolutamente de una voluntad política de aplicar una efectiva transparencia, más allá de palabras vacías y alegatos que, si bien están repletos de contenido, no fundamentan una transformación real y absoluta. Eso de reconvertir las instituciones y dotarlas de transparencia como el vidrio en la práctica no se refleja.

Seguimos sin saber cuáles han sido los criterios por los que se seleccionó a Vicent Flor para estar al frente de la antigua Institució Alfons El Magnànim o cuánto costaron los autobuses puestos a disposición por la Diputación de Valencia para acudir a la Marcha Contra la Violencia de Género del pasado año, por supuesto, a la que dimos cobertura y apoyamos desde nuestro grupo mediático, en una firme condena a cualquier tipo de violencia machista.

Es triste ver a algunos de los que pelearon por derrocar a gobiernos establecidos durante varias décadas convertidos en aquello que criticaron. Si hubo mala praxis política anteriormente, como ellos mismos denunciaron, que se cambie la forma de proceder. Pero jugar con la transparencia, la oposición y los vecinos, sin dotar a la oposición de su condición fiscalizadora, no es lo que esperaban de ellos sus votantes, desde luego. La ciudadanía se está cansando.

Be the first to comment on "La transparencia en algunas “instituciones del cambio” brilla por su ausencia"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*