Las becas en la privada

Habemus Gobierno... 319 días despuésHabemus Gobierno... 319 días después

El mes de agosto tiene estas cosas, que para calentar el curso político, siempre nos trae alguna polémica fresca. Como si no tuviéramos bastante con el enredo político por el que atraviesa el conjunto de España, y que a día de hoy no tiene todavía una solución a la vista. En esta ocasión, y poniendo los pies en el suelo, miramos hacia nuestra casa. La polémica versa, una vez más, en torno a las universidades privadas y a las becas que reciben sus alumnos.

El Consell, gobernado por PSPV y Compromís, siendo este último partido el que tiene la cartera de educación, pretenden que los alumnos de las universidades privadas no puedan recibir beca pública alguna, algo que el Tribunal Superior de Justicia ha paralizado, atendiendo a los recursos presentados por centros privados. La cuestión tiene un debate extenso y mucho que rascar. No obstante, hay que empezar a desterrar esa vieja idea de que los alumnos hijos de padres ricos van a la privada y que los menos ricos o humildes van a la pública. No es así.

Hay muchas familias que, haciendo ingentes esfuerzos económicos, llevan a sus hijos a universidades privadas para que puedan formarse en la carrera que desean. El debate real no es privada sí o privada no, el debate real es sí debemos, como sociedad, castigar sin beca a quien no supere las notas de corte establecidas por el sistema público.

Pensemos en que hay algunos estudiantes que pese a no ser brillantes tienen un gran talento, y que, debido a las notas de corte para acceder a las carreras en el sistema público, se ven abocados a recurrir a la privada. ¿Se deben quedar sin beca? Ahí está el debate.

No obstante, no deja de ser llamativo que mientras sí se financian proyectos privados relacionados con la educación, como por ejemplo todo lo que lleva aparejado Escola Valenciana, y se argumente que no se puede dar una beca a un estudiante de un centro privado. El Consell deberá explicar muy bien sus límites y sus líneas rojas, y sobre todo, cual es su vara de medir.

Be the first to comment on "Las becas en la privada"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*