La vida es como una reacción química: tienes que entender cómo funciona para cambiar aquello que no te gusta

La vida es como una reacción química: tienes que entender cómo funciona para cambiar aquello que no te gustaRocío Lapuente es Licenciada en Ciencias Químicas, Doctorada y durante 15 años ha sido docente en la Universidad de Alicante.

Lapuente entiende la vida como un proceso químico y la observa a través de la ciencia. Así, explica que “todas las reacciones químicas son equilibrio, un equilibrio constante, que se mueve y todo están en cambio constantemente manteniendo el equilibrio”.

Rocío Lapuente, Doctora en Ciencias Químicas, cree que la vida es como un laboratorio donde es posible aplicar un método científico para dar con la fórmula de la felicidad.

Las creencias, el proyecto sentido y el árbol transgeneracional son los archivos inconscientes sobre los que esta experta investiga para acelerar los cambios que llevan a la felicidad.

Tomar las riendas de tu vida a través de la visión que proporciona la química. Esta es la propuesta de Rocío Lapuente, Doctora en Ciencias Químicas, especialista en Bioneuroemoción y que enseña a todo aquel que lo necesita a poner orden a su vida y tomar conciencia de ella a través de las herramientas necesarias para lograrlo.

Nuestra vida diaria no es estática, también sufre alteraciones: problemas económicos, familiares, conflictos con los hijos, diagnósticos de enfermedades, etc. “Como en la química es importante mantener el equilibrio en cualquier proceso. Es decir, las personas han de ser capaces de manejar ese equilibrio químico; tienen que tomar las riendas de sus vidas, sea cual sea el problema que haya”, comenta Lapuente.

Partiendo de la Química (ciencia que estudia la transformación de la materia) esta experta destaca que en una transformación química muchas veces hay que partir de algo que no es puro, para transformarlo y convertirlo. Así, asegura que “si entendemos la vida, podremos entender lo que estamos viviendo, retroceder, mirar hacia atrás y observar para poder transformarla. En su percepción de la vida a través de esta disciplina científica Rocío Lapuente compara los átomos de los elementos del sistema periódico con los seres humanos y la necesidad de la combinación de estos para crear compuestos estables; o cómo el átomo y el ser humano se transforman cuando se impacta en su núcleo con la energía adecuada y se les quita aquello que les sobra y le impide ser lo que realmente quiere ser.

¿Cuál es la fórmula de la felicidad?

Cada persona es un mundo y tendrá unos objetivos diferentes para ser feliz. Para Rocío Lapuente la probabilidad de que tomando conciencia ocurran los cambios necesarios para lograr la felicidad es del cien por cien.

Para ello la investigadora recurre a la ley de acción de masas y al principio de Le Châtelier que se basa en que todo equilibrio químico está regido por una constante. Esta fórmula, según Lapuente, se puede aplicar a la vida, siendo el estado de la felicidad un valor constante constante de esa fórmula y siendo el resto de los integrantes del equilibrio los que se acomodarán a ese estado. “Aplicando esta ecuación nosotros mantenemos el equilibrio en todos los aspectos de nuestra vida como puede ser la familia, los amigos o el trabajo. Si yo determino cómo me quiero sentir y lo fijo, las cosas van a cambiar a mi alrededor sin que yo tenga que hacer nada”, revela Rocío Lapuente.

Comprender y tomar conciencia de una situación es la clave para que se produzcan estos cambios y que sólo ocurre cuando hay alguna problemática detrás. “Hasta que no aparece una dificultad, ya sea en una relación de pareja, económica o de cualquier otra índole, no buscamos los cambios”, aclara.

Qué influye en nuestra percepción de la vida

La Doctora en Ciencias Químicas considera que hay una serie de factores que influyen en nuestra percepción de la vida y hasta que no se es consciente de ellos y se comprenden no es posible generar ningún cambio.

Las creencias son uno de esos elementos que se encuentran en nuestro inconsciente y que nos hacen ver la vida de una forma o de otra. “Nos han pasado una forma de ver la vida. Nos han dicho lo que tenemos que pensar acerca de la vida, de nosotros mismos, del mundo…y estas creencias nos impiden tener una visión de lo que realmente queremos de la vida”, sostiene Lapuente.

“El proyecto sentido de los padres, es decir, el por qué o para qué fuiste traído al mundo es también otro factor que marca a las personas”, asegura la experta.

Por último, el árbol transgeneracional, la historia de los antepasados también influye, según Lapuente, en nuestra percepción de la vida.

En definitiva, para Lapuente ser feliz es cuestión de química. La teoría atómica ondultoria enseña que se puede elegir la posición (ese estado en el que eres feliz) o la velocidad (todo cambio requiere de un tiempo y de un proceso). Entendiendo la vida como u proceso químico, también es posible utilizar catalizadores para acelerar el proceso con una metodología que permita buscar antes el cambio, encontrar ese estado de felicidad. Esto es, investigar en las creencias, en el proyecto sentido y en el árbol transgeneracional.

Be the first to comment on "La vida es como una reacción química: tienes que entender cómo funciona para cambiar aquello que no te gusta"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*