Si se puede

Victoria Rodríguez, Licenciada en Ciencias Políticas y Derecho - Si se puedeVictoria Rodríguez, Licenciada en Ciencias Políticas y Derecho - Si se puede

Perdónenme que les diga que me encuentro “indignada”, esta palabra seguramente le suene a mi colega “Pablo Iglesias” pero le sonará sólo el marco teórico de cuando gracias al 15M fue capaz de engatusar a tantos bobos y desesperados con el establishment. No ha pasado tanto tiempo de esto cuando hemos descubierto que en el aniversario de aquel movimiento social que gritaba “democracia real”, “ no nos representan”, la pareja morada más famosa del hemiciclo se ha comprado una casa, no un piso de tamaño medio, sino un chalet con piscina, casa para invitados y todos los elementos necesarios para que los niños que vengan puedan disfrutar de lo que solemos ver en las películas los ciudadanos normales, la gente corriente, los currantes, los que no tenemos más que el trabajo diario y la ilusión de que algún día nos toque la lotería.

No clama al cielo lo que han hecho, sino que clama a la ética, es una aclamación a la hipocresía, a la falta de tacto, a la falta de empatía, a la ausencia de coherencia entre lo que digo y lo que hago. No era necesaria tanta ostentación, hay pisos más sencillos para que puedan sus futuros hijos crecer en un clima de libertad ideológica y con sentimiento de izquierdas, pero de izquierda verdadera, no de papel rosa que sale en las revistas del corazón. Y éstos eran lo que venían a hacer “nueva política”, los que venían a ponerse del lado de la “gente”, los que decían que los políticos del PP/PSOE no conocían las necesidades de los trabajadores, ni las necesidades de los ciudadanos.

Si no fuera porque lo hemos visto en casi todos los medios de comunicación, pensaría que se trata de una broma de mal gusto. Quién me lo podía a mí decir, mi politólogo favorito, que ilusionó a más de un millón de votantes en aquellas elecciones europeas de mayo de 2014. Qué lejos queda aquello, no sólo en el espacio temporal sino también en el espacio intelectual e ideológico. Cuanto cambia la teoría de la práctica, nos engañaron bien, muy bien, pero al final sale a la luz, el verdadero ser interior, cuando se deja de fingir o de actuar.

Pablo e Irene tienen un contrato temporal, si no pasa nada hasta las próximas elecciones, imaginen que PODEMOS no sacara representación en las próximas elecciones, cómo lo ¿pensarían pagar? ¿Cuantos ingresos necesita un ciudadano normal para pedir una hipoteca de esa cantidad? ¿Le han dado un trato de favor, sus amigos los banqueros?

Dónde queda aquel discurso cuando decía “que los políticos que viven en chales, no saben lo que siente la gente, no saben coger transporte público…”.

Quién dijo que no se puede, claro que se puede comprar un chalet a las afueras de Madrid, de 600.000 euros. Lógicamente quieren dar a sus hijos algo de tranquilidad, ha justificado el líder del partido, en su página pública. Si quieren intimidad, que dimita y deje el cargo a personas que pueden representar mejor que él los ideales de la formación política. La mayoría de los mil euristas también pueden pagar una hipoteca de 1800 euros al mes y además pagar la factura de la luz, el agua, el teléfono, y la comida. Es que mira que somos envidiosos, la que se ha montado con nada. Esperemos que los votantes de PODEMOS espabilen y se lo piensen antes de emitir su voto en las próximas elecciones.

Nos pueden engañar, ¡claro que se puede!

Be the first to comment on "Si se puede"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*