La Fiscalía para investigará el reparto de comida de España 2000

wpid-ColaJusticiaSocial.jpg

En la próxima Comisión de Hacienda el grupo socialista en el Ayuntamiento preguntará al equipo de Gobierno una batería de preguntas sobre  el reparto de alimentos que realizó el partido España 2000 sólo para ciudadanos nacidos en el país en el barrio de Orriols el pasado sábado.

Según los organizadores, los cerca de 200 lotes de alimentos se repartieron en menos de una hora. Para recibirlos, las personas que se dirigieron hasta el punto de encuentro debían mostrar el DNI y el documento acreditativo de que se encuentran en paro.

El PSPV preguntará si el propio partido, alguna otra entidad o asociación solicitaron permiso para ocupar espacio público al Consistorio, si éste concedió permiso y si se realizó un informe por parte de los servicios municipales a propósito de la celebración de la iniciativa.

Además, según ha explicado el portavoz Joan Calabuig, el PSPV presentará en los próximos días un escrito a la Fiscalía para que ésta investigue si hay indicios de delito.  “Fue un acto gravemente humillante contra ciudadanos que viven en Valencia y a los que se ha pretendido deliberadamente discriminar y humillar”, ha remarcado el edil. La diversidad es un valor a respetar y promover en Valencia, apostó, por lo que «no se pueden permitir este tipo de actos repugnantes y de salvajismo, como lo ha llegado a declarar alguna ONG».

Las diferentes asociaciones, entidades sociales y vecinos y vecinas de Orriols, junto con otras entidades pertenecientes a la Campaña CIEs NO, Mesa de Entidades de Solidaridad con los Inmigrantes, Foro Alternativo de la Inmigración, Acción Popular contra la Impunitat y Plataforma Valenciana por la Interculturalidad vinieron rechazando la celebración de este acto de España 2000 desde su anuncio y resaltaron la permisividad de Delegación de Gobierno en su llevada a cabo.

Cabe recordar que Orriols se trata de un barrio con el 29% de población migrante, en algunos puntos llegas hasta el  50%, y que determinadas entidades desarrollan reparto de comida, «continuo y no puntual, bajo el control del Banco de alimentos, y del que se beneficia todo tipo de familias, tanto españolas como inmigrantes», apuntaron las agrupaciones contrarias al evento de España 2000.