El Gobierno declara la Pilota Valenciana Bien de Interés Cultural

wpid-TROFEO-DIPU_PILOTA.jpg

El Pleno del Consell ha declarado este viernes la Pilota Valenciana Bien de Interés Cultural (BIC). Dicha declaración constituye un reconocimiento a este deporte tradicional, propio y específico de la Comunitat Valenciana, con una fuerte implantación en todo el territorio, donde es sentido como una seña de identidad.

En la Pilota Valenciana confluyen una serie de aspectos culturales, sociales, etnográficos y lingüísticos que «constituyen una muestra de la especial idiosincrasia del pueblo valenciano», según ha informado la consellera portavoz, María José Català.

Es por ello que el Consell ha querido concederle un reconocimiento específico, «ya que confluyen una serie de aspectos culturales, sociales, etnográficos y lingüísticos que constituyen una muestra de la especial idiosincrasia del pueblo valenciano», ha pauntado.

Por otro lado, ha indicado que con unos orígenes que se remontan a la antigüedad grecorromana, las primeras referencias documentales en el Reino de Valencia son de principio del siglo XIV. Su práctica generalizada de juegos de pelota a mano en los diferentes reinos de la península inicia su decadencia en el siglo XVIII, con la excepción de los territorios de los actuales País Vasco, Navarra y Comunitat Valenciana.

Asimismo, ha señalado que a partir de los años setenta del pasado siglo se inicia un nuevo período de recuperación y reconocimiento de la pilota que coincide con un proceso de modernización del juego, incorporando modelos y estructuras propias de deportes profesionales.

Cabe citar el papel destacado de la Federación de Pilota Valenciana, así como el impulso de las distintas administraciones, como, en el caso de la Generalitat, con la implantación del programa Pilota a l’Escola, la creación del Centro de Especialización Deportiva de Pilota Valenciana (CESPIVA) o el apoyo a las Escuelas de Pilota y Centros de Tecnificación.