Remontar, la asignatura pendiente del Hércules

portigai

Si la fortaleza de un grupo se mide en su capacidad para levantarse, el Hércules tiene un problema. Otro más. Al equipo de Quique Hernández le cuesta una barbaridad levantar los partidos en los que el rival se le pone por delante en el marcador, aunque marcar primero, como sucedió la pasada jornada en Las Palmas, tampoco es una garantía de éxito esta temporada para el equipo alicantino.

El Hércules sólo ha logrado ganar un partido este curso en el que el adversario haya tomado ventaja. Fue ante Las Palmas, en la primera vuelta, cuando Eldin y Sissoko voltearon el tanto inicial canario. En el resto de ocasiones, si el rival se pone por delante, derrota o empate, como máximo.

Además del partido ante los canarios, los alicantinos lograron al menos igualar en dos ocasiones los tantos iniciales de su oponente. Ante el Mallorca, también en el primer giro del campeonato, levantó un 0-2 para convertirlo en un empate y en Eibar neutralizó el gol vasco para arañar un punto. En el resto de las ocasiones (diez más durantela Liga), si el enemigo dispara primero el Hércules ya no se levanta.

En algunos casos, las posibles remontadas se quedaron en nada después de haber hecho lo más difícil. Ante Tenerife en Alicante y Deportivo en La Coruña, el Hércules fue capaz de igualar una diferencia de dos goles, pero en los últimos minutos estropeó la reacción por errores puntuales, cayendo en ambos casos por 3-2.

Falta de tensión en los jugadores, incapacidad para corregir el rumbo desde el banquillo, fragilidad mental colectiva, errores puntuales de los árbitros… El problema no parece responder a una causa única, sino a una suma de circunstancias.

Marcar primero en una competición tan igualada como la Segunda División allana el camino, pero tampoco es un salvoconducto al triunfo en el caso del Hércules. Zaragoza, en el Rico Pérez, y Alavés, Numancia, Girona, Jaén y Las Palmas, en sus respectivos estadios, lograron igualar o superar la ventaja herculana.

Eso sí, marcar primero, al menos, es casi garantía de no perder. El Hércules ha logrado adelantarse en el marcador esta temporada en 15 ocasiones y sólo en dos de ellas acabó sin sumar (Alavés y Las Palmas). Y nunca como local. Así que ya sabe el equipo de Quique Hernádez lo que toca si aspira a superar al Córdoba.

Be the first to comment on "Remontar, la asignatura pendiente del Hércules"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*