José Bordalás admite que le resulta «incómodo» jugar ante un Hércules colista

pepe3

José Bordalás regresa al Rico Pérez. El entrenador llega al coliseo herculano a los mandos del Alcorcón, un equipo que ha protagonizado una reacción espectacular de la mano del alicantino. El conjunto madrileño parecía condenado hace apenas un par de meses, pero con Bordalás ha logrado repuntar y ya paladea la permanencia a falta de cuatro jornadas para el final.

El técnico ya ha visitado en otras ocasiones el Rico Pérez desde su salida del Hércules, pero admite que siempre es un partido «especial» porque recuerda que «no siempre te enfrentas al equipo de tu tierra y al de muchos de tus familiares y amigos».

Asegura Bordalás que la visita de este sábado le resulta especialmente «incómoda por la situación que atraviesa el Hércules», al que desearía ver fuera de la zona de descenso. «No es grato ver al equipo de tu ciudad ahí abajo«, señala el técnico, quien guarda un grato recuerdo de su etapa en el  banquillo blanquiazul (temporada 2006-07) «a pesar de que no valoraron mi trabajo«.

«No va a ser un partido fácil porque, además, nosotros tampoco estamos salvados. Es incómodo por la situación de necesidad en la que estamos los dos«, señala el entrenador, cuyo equipo se ha instalado en la zona media de la tabla a cinco puntos de la frontera con el descenso.

El entrenador del Alcorcón rechaza el papel de verdugo del Hércules, ya que recuerda que el sábado sólo hay «tres puntos en juego«. «No sé lo que pasará al final de la temporada, pero el Hércules no estará donde esté por este partido, sino por lo que ha hecho durante diez meses», recuerda.

En cuanto a la trayectoria herculana, Bordalás admitió su «sorpresa» por la mala clasificación de los alicantinos. «Sorprende ver que es colista con la plantilla que tiene. El Hércules es un histórico y, en condiciones normales, debería estar peleando por metas mayores«, apunta el técnico, quien no va más allá en su análisis, ya que recuerda que «bastante tengo yo con preocuparme de lo mío«.

«Siempre sigues con interés cómo le va al equipo de tu tierra, pero cuando yo llegué a Alcorcón estábamos como está ahora el Hércules, por lo que no tenía tiempo para otra cosa que no fuera trabajar para sacarlo de ahí abajo», argumenta el alicantino.

Bordalás mostró un enorme respeto por Quique Hernández, ex entrenador del Hércules, y espera que su relevo, Jokanovic, dé con la tecla para hacer reaccionar al equipo «aunque a partir del lunes» . El alicantino también tuvo palabras de apoyo para Enrique Ortiz, máximo accionista individual del club, con el que afirma tener «buena relación«.

«Es posible que haya cometido errores, pero también ha hecho cosas importantes por el Hércules en estos años. A veces, en Alicante tendemos a quedarnos sólo con lo malo«, concluyó el entrenador, quien asegura ignorar los deseos del club blanquiazul de contar con sus servicios en el futuro. «Soy un profesional y ahora sólo pienso en el Alcorcón«, asevera.

Bordalás es un entrenador temido para la afición herculana, que recuerda sus triunfos con Elche y Alicante en el Rico Pérez. Sin embargo, el técnico también ha sufrido derrotas, como la del pasado curso, con el Alcorcón (3-0). «Ha habido de todo, pero siempre es un placer jugar en Alicante y ante el Hércules«, concluye.

Leave a comment

Your email address will not be published.

*