Las condiciones planteadas por Génova eran inaceptables para los técnicos

tanaka

Vicente Ferrándiz, apoderado de la Fundación, lo adelantó el pasado miércoles en su disparatada conferencia de prensa y Dani Barroso, director deportivo del Hércules, lo confirmó el pasado jueves: no habrá acuerdo con la escuela de fútbol Génova International School of Soccer (GISS). No al menos en las condiciones planteadas inicialmente por esta academia, aceptadas por algunos miembros del consejo y rechazadas de plano por los técnicos. 

La academia italiana pretendía realizar una aportación económica (240.000 euros inicialmente) a cambio de situar a 40 de sus jugadores y a varios técnicos en la estructura de la cantera blanquiazul. Exigía unas condiciones que los técnicos consideran “inaceptables“.

“La Fundación necesita dinero, pero no a cualquier precio“, fue la respuesta que encontró el director de GISS, el italiano Morris Pagniello cuando trasladó la propuesta al nuevo máximo responsable deportivo del Hércules, Dani Barroso, a pesar de que los consejeros Vicente Ferrándiz y Vicente Farach han presionado todo lo posible y un poco más para que el acuerdo se lleve a cabo.

¿Por qué se oponen? Porque se considera que la propuesta de GISS y sus condiciones son inaceptables. Además, la oferta inicial de 240.ooo euros se ha quedado en 90.000 tras el descenso y otras peripecias, por lo que ni siquiera la cantidad económica compensan un pacto de esta envergadura. GISS había llegado al acuerdo de que dos o tres de sus jugadores entrenarían de forma regular con el primer equipo del Hércules. Además, el filial contaría con 10 jugadores de la academia  y el juvenil con otros 12.

Por si fuera poco, la escuela italiana pretendía que estos dos equipos de la cantera estuvieran dirigidos por sus entrenadores. Todas estas exigencias, al parecer, habían contado con el visto bueno del anterior entrenador, Quique Hernández, pero tanto Barroso como Eduardo Rodríguez, coordinador de la cantera, se oponen de plano.

Eldin con canteraAceptar estas condiciones sería destruir el trabajo de años de la cantera del Hércules y poblarla de jugadores de un nivel medio bajo, “ya que si fueran futbolistas con un futuro prometedor tendrían equipo en Italia y no vendrían aquí”, se desliza desde el club.

Durante la pasada temporada ya hubo cuatro jugadores de la academia en el filial, a las órdenes de Lledó. Su presencia fue casi testimocial y no interfirieron demasiado en el día a día. Pero otra cosa es un desembarco masivo.

“Los técnicos decidirán, pero si no entra más dinero veo difícil que podamos cubrir los presupuestos de la cantera para la próxima temporada”, replica Ferrándiz.

Barroso y Rodríguez son conscientes de que la Fundación necesita dinero, por lo que proponen un acuerdo diferente a los italianos. Han planteado la posibilidad de crear uno o varios equipos C en la cantera, repletso de jugadores de la academia. De esta forma, los futbolistas italianos tendrían formación del Hércules pero no interferirían en la progresión del resto de la cantera.

El representante de GISS escuchó la propuesta de los técnicos del Hércules y en unos días darán su respuesta, aunque parece que ya ha iniciado contactos con otros equipos de la zona (Jumilla) para intentar trasladar allí el modelo que pretendían implantar en Alicante.

“Soy director deportivo y me debo al consejo. La situación económica es ajustada y Génova puede hacer que eso cambie, pero mi criterio deportivo es claro. Ellos tienen una idea y yo otra. Si entran tiene que ser sin hacer daño a la estructura de la cantera“, sentenció Barroso.

Leave a comment

Your email address will not be published.

*