Los técnicos temen una fuga de jugadores tras el escándalo de la Fundación

canterapalomo

La situación de la cantera del Hércules es crítica. No tanto a nivel de resultados como por la imagen que está ofreciendo en los últimos meses al mundo del fútbol provincial y regional. Los escándalos de la Fundación, las protestas de los entrenadores por impagos y los ‘coqueteos’ con escuelas internacionales han erosionado la credibilidad del fútbol base herculano, lo único que tradicionalmente se mantenía puro en tiempos de crisis.

El caos se ha apoderado de la Fundación, una entidad bajo sospecha y que ha quedado en entredicho tras la gestión realizada por Vicente Ferrándiz, quien no ha sido capaz de gestionar debidamente el dinero aportado por los padres de los niños.

La situación ha llegado a tal punto que los entrenadores de la cantera y antiguos coordinadores intuyen un futuro tenebroso para el fúbol formativo del Hércules. Porque en el Hércules se paga (de alevines al cadete B), y bastante más que en otros equipos formaticos, para que los niños jueguen.

Muchos padres huyen del Hércules y de sus escándalos. No se fían. Y los otros ‘grandes’ del fútbol base de la provincia (Elche, Lacross y Kelme) o de la Comunidad Valenciana (Valencia, Villarreal y Levante) se frotan las manos ante la gran evasión que se avecina. “Antes podíamos frenar su marcha apelando al escudo y al sentimiento. Pero ahora… Cómo le vas a aconsejar a alguien que aprecias que fiche por el Hércules si tiene otra opción“, apuntan desde el propio organigrama de la cantera.

“Nunca imaginé algo así. Ni es las peores épocas”, comenta Rafa Marcos, histórico responsable de la cantera del club alicantino durante casi tres décadas. Marcos acudió el pasado jueves a mostrar su solidaridad a los técnicos y ni en los peores tiempos del club, tras el primer descenso a Segunda B, vivió algo parecido a lo actual.

Eduardo Rodríguez, ya ex coordinador de la cantera,  asegura que el daño que se le ha hecho al fútbol base “tardará muchos años en poder repararse“. “Es una pena porque habían muy buenos equipos, muy muy buenos”, afirma con la mirada perdida Rodríguez. El gaditano había logrado convencer para fichar por el Hércules a varios jóvenes futbolistas muy prometedores de la Región de Murcia, pero ha tenido que romper su compromiso.

“Yo respondo por mí, pero no puedo mentir a los padres y asegurarles que aquí no va a haber ningún problema. Ellos firman con el Hércules, no con Rodríguez”, resume el ex coordinador.

cartelesPaquito, otro histórico de la entidad herculana, apenas podía contener la emoción el pasado jueves. “No me duele no cobrar, las mentiras que me han hecho decir o tantas promesas incumplidas. Lo que más me duele es que no se hable de los buenos resultados de los chicos, sino de todas estas protestas”, resumía.

Otro de los entrenadores, José Antonio Palomino, afronta como puede una situación que califica como angustiosa. “Llaman los padres y preguntan, pero no sé qué decirles. No sé qué jugadores se quedan, si yo sigo, cuando empezamos, donde entrenamos…”, resume el ex jugador herculano.

Y eso sin contar la imagen de algunos conjuntos de la cantera, cuyos futbolistas usan como ropa de calentamiento camisetas de otros años con nombres a la espalda de jugadores que pasaron temporadas atrás por el primer equipo del Hércules. “Es para llorar“, afirma uno de los delegados de la cantera, quien reconoce que esta temporada ha tenido que mendigar agua a los rivales.

La nave de la Fundación, con dos centenares de niños y miles de sueños en blanco y azul a bordo, viaja a la deriva, sin rumbo y sin capitán. Tampoco parece que desde la otra acera, la de las oficinas del club, vayan a acudir al rescate. Al menos por el momento. La cantera no es una prioridad. Nunca lo ha sido para los actuales dirigentes del club.

Be the first to comment on "Los técnicos temen una fuga de jugadores tras el escándalo de la Fundación"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*