Tres derrotas y un triunfo en las visitas del Hércules al filial del Espanyol

filial espanyol

El Hércules afronta el tramo final de la Liga sin red de protección. El equipo de Manolo Herrero no puede fallar más si quiere mantenerse en la zona de promoción de ascenso. La primera final la disputa el próximo sábado a domicilio ante el Espanyol B, un rival ante el que históricamente ha sufrido.

En las cuatro visitas anteriores al filial periquito, todas ellas en Segunda B, el Hércules sólo ha sido capaz de sumar un triunfo, perdiendo los otros tres partidos. Algunas de las derrotas fueron muy contundentes, como la sufrida en la última visita, en la temporada 2005-06, en la que los alicantinos cayeron goleados (3-0).

Sin embargo, aquella derrota supuso un punto de inflexión para el conjunto herculano, al que acababa de llegar Juan Carlos Mandiá como entrenador, que a partir de ese momento reaccionó y voló hacia el ascenso a Segunda.

Dos goles de Jonathan Soriano, actualmente estrella de la liga austriaca, y uno de Joan Tomás tumbaron a los herculanos aquella tarde de diciembre. Mandiá alineó a Rubén; Castro (Cristian Bustos), Cámara, Sergio Fernández, Carlos Pérez, Palacios, Patri, Jordi Tarrés (Nano), Asián, De las Cuevas y Jordi Martínez (Merino).

Aquel Espanyol B, que se aprovechó de la expulsión de Palacios, era un filial repleto de jugadores de calidad, sobre todo en ataque, aunque también contaba con una defensa contundente, con jugadores como Sergio Sánchez, ahora en el Málaga, o Rubusté.

Un año antes, en la temporada 2003-04, el Hércules sumó su único triunfo en el campo del filial. Con Granero en el banquillo, el Hércules ganó (0-1) gracias a un tanto de Merino a un Espanyol con nombres que luego serían ilustres del fútbol español, como Coro, Jarque, Marc Bertrán o Jonathan Soriano.

En la temporada 2002-03, el conjunto catalán logró remontar la ventaja inicial herculana. Parrado había adelantado a los herculanos, pero el filial del Espanyol, que en sus filas contaba con proyectos de grandes futbolistas como Edu Albacar, Gorka Iraizoz o Juvena, le dio la vuelta al marcador.

Tampoco tuvo suerte el Hércules en su primera visita, en el curso 2000-01. Los catalanes se aprovecharon de un equipo que ya iba a la deriva tras la destitución de Miquel Corominas para vencer por 3-1 a los alicantinos.

Fernando Béjar anotó el gol del Hércules, mientras que Puigdosens, en dos ocasiones, y Postigo anotaron por los periquitos. En aquel Espanyol B ya asomaban jugadores como Lopo, Bruno Saltor o Arnal.

En total, cuatro visitas con un balance pobre para el Hércules, obligado a mejorar sus estadísticas ante el filial perico (ocho goles en contra y sólo tres a favor) si quiere defender con algo más que palabras su plaza en la promoción de ascenso.

 

Be the first to comment on "Tres derrotas y un triunfo en las visitas del Hércules al filial del Espanyol"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*