Préstamos universitarios: hasta 9.000 euros por alumno

universidad

Los préstamos que pondrá en marcha la Generalitat Valenciana para financiar el pago de estudios universitarios en condiciones preferentes tendrá un importe equivalente al precio de la matrícula de la titulación elegida con un máximo de 1.500 euros por alumno y año para los grados y de 2.750 euros en el caso de los másteres.

Esto supone que las cantidades máximas que se pueden conceder a través de esta fórmula serán de 6.000 euros para un grado de cuatro años de duración; 7.500 para los de cinco años y de 9.000 para los de seis. Los postgrados de un año tendrán una dotación de hasta 2.750 euros y los de dos años alcanzarán los 5.500.

Así se ha detallado durante el acto de la firma del convenio entre el Consell y las entidades bancarias que, por el momento, participan en esta iniciativa -que continúa abierta para la incorporación de otras que puedan estar interesadas-: SabadellCAM, BBVA, La Caixa y el Grupo Cooperativo Cajamar. En el acuerdo también aparecen como suscriptores el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) y la propia Generalitat a través de la Fundación para el Fomento de la Educación Superior de la Comunitat Valenciana (entidad en la que se ha reconvertido la antigua Fundación VIU).

Al acto, celebrado en el Palau de la Generalitat, han asistido el ‘president’, Alberto Fabra; los consellers de Educación y Hacienda, María José Català y Juan Carlos Moragues; representantes de las diversas entidades financieras, que han coincidido en subrayar su “implicación” con la Comunitat Valenciana y su deseo de desarrollar la responsabilidad social corporativa; el director general de Universidades, José Miguel Saval, y los rectores de la Universitat de València y la Miguel Hernández de Elche, Esteban Morcillo y Jesús Tadeo, entre otros.

De tres a cuatro años para la devolución

El importe del préstamo matrícula se dispondrá durante el período de los estudios, durante el cual habrá carencia de amortización de capital y solo se pagarán intereses. Una vez concluido ese tiempo de carencia, el plazo de devolución del préstamo será de cuatro años para los grados y de hasta tres años en los postgrados. El tipo de interés anual fijo es del 6% -nunca superior- y las liquidaciones serán mensuales.

Solo se permitirá tener vigente por estudiante un préstamo, a los que las entidades no podrán aplicar comisiones ni de apertura ni de estudios y la cancelación anticipada también estará libre de gastos. Para solicitar el crédito, se ofrecerá la garantía personal y solidaria del estudiante y de un cotitular (padres, familiares o tutor) con ingresos.

Según el acuerdo, la Fundación para el Fomento de la Educación Superior mantendrá en cada banco un depósito, por un importe igual al 4% del riesgo vivo de los préstamos matrícula concedidos (es decir, por la partida que aporte por cada entidad).

Hasta menos de tres cuotas impagadas, el banco detraerá el importe del depósito y si se acumulan más de tres abonos impagados, la fundación abonará el 85% del riesgo vivo, mientras que el banco asume el 15%.

No obstante, Saval se ha mostrado convencido de que el índice de morosidad en esta fórmula será prácticamente inexistente por la facilidades que se brindan. Igualmente, ha comentado que, aunque no hay fijada una previsión de beneficiarios, el “universo potencial” podría rondar las 100.000 personas, resultantes de restar a la población universitaria aquellos que ya disponen de una beca.

Be the first to comment on "Préstamos universitarios: hasta 9.000 euros por alumno"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*