La eterna batalla de los horarios comerciales

Los horarios comerciales se han convertido ya en una eterna batalla. En ella hay un conflicto de intereses importante entre el mediano y pequeño comercio y las grandes superficies y cadenas de comercios. Obviamente, a las grandes superficies y cadenas de comercios les interesa abrir el mayor número de días y de horas. Mientras que a los comercios medianos y pequeños, esta libertad de apertura les supone un esfuerzo económico desproporcionado para poder competir  con ‘los grandes’.

La solución legislativa –a nivel estatal general- es la de la absoluta libertad para el pequeño y mediano comercio, así como para comercios con apertura normal en festivos Sin embargo, la declaración y delimitación de las grandes zonas de afluencia turística es el objeto de toda la polémica, que tanto interés mediático y luchas internas entre las propias administraciones públicas está suscitando.  Es trascendente, pues en las zonas declaradas y delimitadas como de gran afluencia turística hay libertad  de apertura. Pero los comercios que quedan fuera de esta delimitación geográfica, evidentemente, no lo consideran justo y hablan de discriminación.

Mientras las espadas, en cuanto a la libertad de horarios, siguen en alto entre los propios comerciantes, la batalla también se libra en los despachos de los políticos. A fin de cuentas, son los que establecen los criterios y los que toman la decisión final, pese a mostrar voluntad de consenso con los afectados.

Un ejemplo claro ha sido el cruce de declaraciones entre varios dirigentes del Consell, desde diferentes departamentos, sobre la reversión de los horarios comerciales. Todas apuntando y poniendo en entredicho al conselller de Economía, Rafa Climent, pese a mostrar la postura más coherente: la de no romper el pacto del Botànic en referencia a este asunto.

Parece que la apuesta por la coherencia y el diálogo en un tema de tal calado no es lo que, en estos momentos, más les preocupa a algunos políticos, que siempre miran de cara a la galería y les es más fácil echar la culpa a la cara más visible. La eterna batalla de los horarios comercialesLa eterna batalla de los horarios comercialesLa eterna batalla de los horarios comercialesLa eterna batalla de los horarios comercialesLa eterna batalla de los horarios comerciales

Be the first to comment on "La eterna batalla de los horarios comerciales"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*