Que Echenique no nos distraiga

Habemus Gobierno... 319 días despuésHabemus Gobierno... 319 días después

Pablo Echenique, el diputado aragonés y número tres de Podemos ha saltado a todas las portadas de medios de información al desvelarse que tuvo durante un tiempo considerable a una persona como asistente a su servicio sin darle la cobertura legal y social a la que legalmente está obligado. Esto es, sin contrato. A pesar de que Echenique disfrutaba de un suculento sueldo como diputado no regularizó la situación. Además, la justificación que da es pobre y facilona, que mucha gente lo hace, dice. Echenique, emulando a su compatriota Leo Messi, se apunta a aquello de no aportar todo lo que se debe al fisco. El hecho de que Podemos haya sido muy crítico con los defraudadores vinculados a otros partidos, y aunque la cantidad defraudada sea pequeña, no ayuda al diputado.

No obstante, no descentremos el tiro. A menudo nos quedamos en el chascarrillo fácil, en el debate de barra de bar. En si Carmena va o no en Metro, o si Rajoy hace más o menos kilómetros en coche oficial. La cuestión interesante de verdad, y que tiene calado en la sociedad es centrar el debate en si ponemos más o menos trabas legales a la corrupción, en si ejercemos y obligamos a tener más transparencia o en si de verdad nos disponemos a despolitizar organismos públicos como las televisiones públicas.

No caigamos en el error de exigir más a quién más critica la corrupción. No caigamos en el error de no criticar a los de nuestro bando. Todos deben tener el mismo castigo, sin excepción.  No vale que Messi defraude miles de euros y nadie ponga el grito en el cielo, sólo porque es un afamado futbolista. La corrupción, el fraude, y la mentira, siempre son reprobables.

Sólo si tenemos una postura igual frente a todos los corruptos y defraudadores, podremos exigir, de verdad, un correcto comportamiento a los mismos.

 

Be the first to comment on "Que Echenique no nos distraiga"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*