En 2020 habrá más de 150 millones de vehículos conectados en el mundo

wpid-en-2020-habra-mas-de-150-millones-de-vehiculos-conectados-en-el-mundo-3203.png

El momento para los vehículos conectados está llegando. Los próximos años vamos a vivir su auténtico desarrollo, según advierten ya muchos analistas, que predicen queserá una auténtica revolución, tanto como lo fueron los teléfonos inteligentes para las telecomunicaciones.

En 2013, ya había unos 23 millones de coches conectados en el mundo. Se considera que un vehículo conectado es aquel que viene equipado con acceso a Internet, lo que proporciona a su conductor funcionalidades extra y opciones “inteligentes”. Por ejemplo, notificaciones anti choque o alertas de seguridad. Las aplicaciones móviles también juegan su papel, permitiendo al conductor interactuar con su vehículo a distancia.

Según la consultora IHS, el 20% de los vehículos que se vendan en el mundo en 2015 incluirán algún tipo de conectividad. Para 2020, se venderán 152 millones de coches conectados globalmente. Gartner, sin embargo, va un poco más allá y lleva esa cifra hasta los 250 millones, también en 2020.

Los elementos que más se van a desarrollar en los próximos años, según un informe de la empresa Statista, del que se hace eco la revista Forbes, son los relacionados con la asistencia al conductor, que estarán presentes en 49 millones de coches en 2020, seguido de funcionalidades de seguridad, presente en 33 millones, y de entretenimiento, que irá a bordo de 10 millones de coches.

Según el mismo informe, la marca que estaría más innovadora respecto al coche conectado(sistema de comunicación y asistencia a la conducción) sería Volkswagen, seguida de Mercedes yBMW.

Otra de las batallas que plantea el coche conectado es el de la propiedad y utilización de los datos. Según una encuesta, al que también hace referencia Statista, el 34% de los conductores estaría dispuesto a que se usaran sus datos de a bordo, siempre que estos fueran anónimos. Por su parte, el 31% autorizaría su uso si reciben una compensación. Un 19% no permitiría, bajo ningún concepto, que se usaran sus datos, mientras que otro 16% lo autorizaría sin ninguna restricción.