Volvo Cars presenta el concepto de motor Drive-E de alto rendimiento y 450 CV

wpid-152573_Volvo_Cars_reveals_450_horsepower_High_Performance_Drive_E_Powertrain.jpg

Volvo ofrece una exclusiva combinación de rendimiento y eficiencia con el concepto de motor Drive-E de alto rendimiento, un motor de gasolina de 2 litros y 4 cilindros de triple propulsión con no menos de 450 CV.

Tras el éxito alcanzado en 2013 con la presentación de la gama de motores Drive-E de Volvo, nuestro equipo que desarrolla los nuevos motores demuestra una vez más su liderazgo en el campo de la tecnología turbo de reducción de emisiones.

«Cuando lanzamos la familia Drive-E, nuestro objetivo era ofrecer los motores de 4 cilindros más avanzados de la industria en dos campos: nivel de emisiones, por un lado, y relación entre el consumo de combustible y el rendimiento y la maniobrabilidad, por el otro. Sabíamos que 320 CV en nuestra configuración de gasolina solo era un punto de partida. El concepto de motor Drive-E de alto rendimiento y 450 CV demuestra esta ambición y la versatilidad de los motores Drive-E», afirma Peter Mertens, vicepresidente primero de Investigación y Desarrollo del grupo Volvo Car.

Es un concepto que se basa en un conjunto de tecnologías que no se encuentran habitualmente en un motor de 4 cilindros. El motor utiliza dos turbos paralelos alimentados por un turbo eléctrico. El aire comprimido de esta unidad se utiliza para cargar los dos turbos paralelos, en lugar de alimentar a los cilindros. El combustible se alimenta mediante una bomba dual que funciona a una presión de 250 bares. Con esta densidad de potencia, su instalación de triple propulsión y un exclusivo sistema de combustible, ofrece una conducción muy dinámica y sin retrasos del turbo en comparación con los motores de un único turbo.

«Hay varias aplicaciones de pequeño tamaño y gran potencia de otros fabricantes en las que también se utiliza un turbo grande para generar un gran nivel de potencia, pero la experiencia de conducción se resiente debido a la lenta respuesta del motor. Estábamos convencidos de que podríamos mejorarla; no en vano somos una de las primeras marcas de vehículos en adoptar y ofrecer una amplia gama de tecnologías turbo desde 1981», comenta Michael Fleiss, vicepresidente de Ingeniería de Motores del grupo Volvo Cars.

El concepto de motor Drive-E de alto rendimiento y 450 CV atrajo rápidamente la atención y la colaboración de los proveedores de Volvo Cars AVL, Denso y Volvo Polestar Racing, lo que permitió incorporar las teorías y tecnologías de los motores de carreras al proceso de desarrollo.

«Fue un proyecto realmente apasionante en el que utilizamos diferentes tecnologías combinadas en la misma aplicación y cuyo resultado es un motor verdaderamente único por su potencia y su rápida respuesta. Por encima de todo, su compacto tamaño mejora la distribución del peso entre los ejes delantero y trasero y baja el centro de gravedad: dos factores que afectan mucho a la maniobrabilidad, tanto si se trata de un turismo como de un vehículo de carreras», declaró Mattias Evensson, director de Race Engine de Volvo Polestar Racing.

«Puede parecer extraño pero este motor de 450 CV es parte de este proyecto. La reducción del tamaño ofrecerá a los clientes una potencia útil y atractiva con una impresionante reducción de emisiones. Los motores compactos liberan espacio y peso en la estructura del vehículo, lo que puede utilizarse para la electrificación e incluso para reducir aún más las emisiones, justo nuestra principal ambición», concluyó Mertens.