Cuestión de confianza

wpid-SubielaToni.jpg

Hace unos días realizamos lo que llamamos en Ciudadanos una «carpa informativa», es decir, que plantamos una carpa en una esquina amplia de un municipio (en este caso era Burjassot), previo pago de tasas y petición de permisos municipales pertinentes, por supuesto, y repartimos folletos informativos a la gente que pasa por allí y que tiene a bien coger lo que le ofrecemos.

¿Por qué nombro la confianza en el título del artículo? Pues porque me llamaron la atención dos cosas que percibí entre las personas que por allí pasaron: la falta de confianza en algunas y la existencia de entusiasmo y esperanza en otras. Por suerte, la sensación final del acto fue muy positiva y la cantidad de esperanza percibida superaba con creces a la de incredulidad mostrada por algunos o algunas.

Es loable que el ciudadano aún ofrezca su apoyo a quien se le presenta como político, como una nueva alternativa, porque, seamos realistas, es muy difícil no tirar la toalla y pensar que la política no tiene arreglo y que todos son o somos iguales.

Me sorprendió mucho tener que estar toda la mañana hablando con unos y con otros, porque la gente se paraba a preguntar sobre diferentes temas, a interesarse por el proyecto, cuando yo esperaba que pasarían de largo y como mucho sonrieran cortésmente a coger el díptico que le ofrecía. Pero no, no fue así y me alegro mucho, muchísimo, porque nos inyectó optimismo, determinación, fe y seguridad en lo que estamos haciendo.

No nos rindamos. Confiemos un poco más. Esto tiene solución, ¡Debe tener solución!, porque el político es necesario, no podemos prescindir de los gestores de lo público. Ahora bien, tenemos que conseguir mejorar, y mucho, la honradez, la honestidad, la eficacia y transparencia de esos políticos que nos quieren representar.

Toni Subiela
Coordinador de Ciudadanos Burjassot