El Teamfeeling en los nuevos ayuntamientos

wpid-jesus-montesinos.jpg

José Juan Agudo Pereira es un consultor y coach que trabaja en la Comunidad Valenciana con empresas y escuelas de negocios. Su especialidad son los equipos humanos (grupoatman.es) con los que trabaja para reforzar la confianza entre ellos, las emociones y los flujos de información para conseguir una mayor eficacia en sus acciones como colectivo. Tiene un interesante libro titulado Teamfeeling (Editorial Círculo Rojo) que es clave para entender la importancia de cómo organizar un equipo, por ejemplo, para alcanzar la cima de una alta y peligrosa cima de una montaña o para hacer trabajar eficazmente una empresa o un ayuntamiento (o el Consell).

Pero este trabajo en equipo que es asumido en empresas y colectivos no lo es en las actividades políticas, que continúan funcionando como en las mejores épocas de la Edad Media. O si me apuran como marcan los principios de Juego de Tronos. Todos contra todos, incluso entre los aliados. La vanidad, soberbia incluso, impide el trabajo en equipo. No hay horizontalidad. Solo mando vertical. Y así le has ido al PPCV.

Entre los nuevos gobernantes todo va como era de esperar. Mucho gesto y venta de humo, pero es lo que toca en esta primera etapa. La gente tiene ganas de que le digan que su alcalde va a en metro o en bicicleta aunque eso sea la tontería más grande del mundo. Joaquín Leguina lo hizo durante unas semanas cuando fue presidente de la Comunidad de Madrid y lo dejó por ser escasamente operativo. Y al final Ribó está para gestionar una ciudad y 750 millones y no para ir en bicicleta.

Ahora la cuestión es que deben enfrentarse a las mil decisiones a tomar por cualquier ejecutivo. Y da la sensación de que no han asumido que  esa es su responsabilidad, no la lucha como dice que es su estado político natural el alcalde socialista de Villarreal, Joan Benlloch“Continuamos en la lucha”, alardea. ¡Qué cosas!! Ni Juan Carlos Monedero!!!

Como estamos en verano dejemos un tiempo para el postureo. Y ahí andará Joan Ribó explicando que no va a la Batalla de Flores para no jugar con la raqueta. O Amparo Marco que deberá hacer un par de chistes con la extraña obligación impuesta al alcalde de Castellón para que baile todos los sábados con la madrina de la gaiata correspondiente.

Ya quiero ver qué hace el alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echevarri, el día de la Ofrenda a la Virgen del Remedio. Alberto Fabra se vestía de seti para los días de la Ofrenda en Magdalena cuando era alcalde de Castellón. ¿Hará un feo Echevarri? ¿Se vestirá Amparo Marco de gaiatera? En fin preguntas frívolas derivadas del diseño de la campaña electoral.

Lo importante empieza cuando se sienten a gobernar. En Castellón, por ejemplo, y a instancias de Enric Nomdedeu, han recuperado la figura del Consell de Govern, lo que no está mal, pero eso solo una denominación. ¿Cómo van a tomarse las decisiones? ¿Es un equipo el de Amparo Marco y Nomdedeu o cada uno va a ir a la suya, con la sombra siempre alargada de Xavi del Señor (Podemos) vigilando la ascensión a la cima?? En este caso confío en la entereza de Marco y Nomdedeu para que no se dejen llevar por frivolidades y hagan frente a las decisiones que Castellón tiene aparcadas desde que Antonio Tirado fue alcalde con el PSOE.

¿Qué pasará en el Consell? Aquí está muy claro que no hay equipo. Hay un reparto de funciones y luego cada uno hará lo que quiera. Harán frente común con aquello de la financiación y el enfrentamiento con Madrid. Y por supuesto con lo de levantar las alfombras. Pero cuando es evidente que Mónica Oltra quiere hacer pareja con Pablo Iglesias en las generales en contra del PSPV/PSOE está claro que no se van ni a saludar por los pasillos. ¿Qué equipo de gobierno va a ser ese? Pues no van a tener Teamfeeling y eso llevará a las zancadillas entre supuestos aliados y pocas decisiones efectivas. ¡¡Y así durante cuatro años o más!!

 

Jesús Montesinos

Be the first to comment on "El Teamfeeling en los nuevos ayuntamientos"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*