Feliz día del trabajador: 2 + 2 no son 9

wpid-Fernando-Alabadí-Campos.jpg

Lo primero, porque hoy toca, es felicitar el día del trabajador. Pero no me voy a extender más, porque cada vez son menos. Que 6 de cada 10 jóvenes valencianos estén en paro es un drama. En España ya tenemos 5,9 millones de desempleados. Y hay quien sigue viendo estos datos como positivos. Eso es ser optimistas, oiga.

2 + 2 no son 9. Que vayamos a tener 2 horas de programación en valenciano, en La 2 de TVE, la cadena en la que todo el mundo ve reportajes y con unos índices de audiencia espectaculares –léase con sorna-, no es una buena noticia. Parece ser que será de 19 a 20 horas y que habrá un magacín y una serie. Veremos.

Evidentemente, programar 2 horas en nuestra lengua en La 2 no suplirá la existencia de C9. Al contrario, acentuará la pérdida de un canal autonómico. Será la Historia de lo que pudo haber sido y no fue.

Ahora solo somos noticia de alcance nacional cuando hay casos de corrupción y sucesos. O sea, casi a diario. El último y bochornoso ejemplo ha sido el incendio de la montaña de Cullera, causado por un castillo de fuegos artificiales un día con fuerte viento y con alerta máxima por riesgo de incendios.

Pero al alcalde del PP, Ernesto Sanjuán, no pareció importarle. ¿A quién se le ocurre? Afortunadamente las llamas no llegaron a las casas. Pero porque Dios no quiso. O por el azar. Porque podía haber ocurrido.

Insólito que todavía no se hayan depurado responsabilidades políticas. Dramático que nadie del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cullera haya dado explicaciones públicas. Y reconfortante que, al menos, el portavoz socialista en la localidad, Jordi Mayor, haya pedido disculpas a la ciudadanía por lo sucedido “ya que ni el alcalde ni ningún miembro del equipo de gobierno se han dignado a hacerlo”, dijo. Chapeau.

Espero que como ha dicho el president de la Generalitat Valenciana, la sanción sea “ejemplar”. Fue una negligencia que podía haber costado muy cara. Y vuelvo a lo dicho la semana pasada. En todo incendio o catástrofe, la diferencia estriba en cómo se le planta cara a las adversidades.

A diferencia del Incendio Forestal de Torrent, causado por un rayo latente, aquí fue la mano del hombre la que prendió la mecha del espectáculo pirotécnico. Y, lo siento, la forma en la que se gestionó la crisis desde Cullera fue nefasta. Ni un solo tuit desde la cuenta del Ayuntamiento. Ni un perdón. Ni pío. Y eso que las redes sociales echaban chispas. ¿Cuándo se darán cuenta nuestros políticos de que hay que estar presentes en las Redes Sociales?

Al menos podemos reírnos de nosotros mismos en la película ‘Carmina y Amén’, la más política de Paco de León. Muy recomendable y muy política. Sólo les diré que en la cinta hay un loro que se llama Bárcenas y que acaba entre rejas, y que se habla del Rey Don Juan Carlos y de Corina.

Menos mal que gracias a ésta y a otras películas españolas como ‘Ocho apellidos vascos’, el cine español sale a flote. Por cierto, de nuevo esta semana las salas del cine llenas. Cuando es barato o gratis, la gente responde. Y lo que te ahorras en comprar la entrada te lo gastas en palomitas. A ver si llegan más iniciativas similares. Que falta hace.

Fernando Alabadí
@MeridianoHorta @Fernandoalabadi
Director de El Meridiano L’Horta
www.elmeridiano.es