Hablemos de responsabilidad

A veces me pregunto si los mismos políticos que han descompuesto la clase política española, llenándola de corrupción, caciquismo y malas formas, pueden ser capaces de limpiarla y sanearla. La respuesta es clara: NO. Pero es que ni los políticos ni sus partidos. Partidos nacidos con esta democracia o incluso antes, que se han ido pudriendo con el paso de los años, tampoco son válidos. ¿Por qué? Porque no están reaccionando de manera eficaz a los problemas que ellos mismos han creado.

No parece que se den cuenta de que la ciudadanía ha perdido la paciencia y reclama una total regeneración. Por eso partidos como el Psoe no son capaces de recuperar el terreno perdido ni con la gran caída del PP. Por eso partidos como IU, que no han evolucionado, están en riesgo de desaparecer. Por eso partidos como Upyd, que se ofrecían como alternativa regeneradora, pero que se ha visto que no era tal su intención, están perdiendo el apoyo electoral ganado.

Tan solo Ciudadanos ha cogido el testigo de esa petición de cambio, sin miedo, nos hemos propuesto limpiar la política española. Algunos pueden estar pensando ahora mismo también en Podemos, pero su renuncia a participar en las elecciones municipales para no «ensuciarse» nos ha recordado a la táctica de Upyd, que para que no le critiquen lo mejor es no estar.

El Ayuntamiento es la institución más cercana al ciudadano, donde se hace la política de calle, no de televisión, donde reside la mayor parte de la corrupción política y desde donde hay que empezar a cambiar las cosas. ¿Difícil? Por supuesto. ¿Imposible? No.

Nuestra apuesta es clara y valiente. No solo queremos entrar en las instituciones públicas, queremos gobernar, queremos responsabilidades y queremos empezar a aportar soluciones. Por eso no podemos esperar a nadie. La decisión es firme, ya no se mira atrás, regenerar la política está en nuestra mano.

Be the first to comment on "Hablemos de responsabilidad"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*