La precisión en la Política

Opinión fernando alabaldi

Las palabras significan lo que significan. Y, afortunadamente, cada vocablo evoca diferentes cosas. Como dijo Cela, no es lo mismo estar ‘dormido’ que estar ‘durmiendo’. Porque como él mismo explicó, no es lo mismo estar ‘jodido’ que estar ‘jodiendo’. Esta lección es vital en Política. Y si no que se lo digan a Fabra. A Alberto.

El que escribe se puso ya en alerta en la entrevista que el Molt Honorable concedió en Radio Nacional de España un día antes de quemar las Fallas. En ella dijo que su partido está trabajando “para evitar que el PP pueda perder el Gobierno de la Comunidad Valenciana en los próximos comicios”. Para acabar de rematarlo afirmó que “la mayoría absoluta no está nada fácil”, tras ser preguntado por recientes sondeos.

La regla número uno de la Política es no darse jamás por perdido. Aunque uno sepa que no ganará. Y lo voy a decir muy claro: sostener en público y ante un micrófono que se está trabajando “para evitar que el PP pueda perder el Gobierno de la Comunidad Valenciana” es tanto como decirle al electorado que uno se da por perdido.

Hay que recordar que el PPCV alardeaba no hace mucho de ser granero de votos para España. En numerosas ocasiones han amenazado al mismísimo Rajoy, con más o menos vehemencia, para recordarle al presidente de España lo importante que es la Comunitat Valenciana en el cómputo global de votos del país. Pero eso ya no pasa últimamente.

La segunda alerta percibida por el que humildemente escribe llegó el día en el que Fabra concedió una entrevista en los Desayunos de TVE. Plató en el que volvió a repetir que “confía en que el PP” le dé “la oportunidad” de liderar la candidatura a la Generalitat Valenciana en las elecciones de 2015. Y he de confesar que pensé lo mismo que después verbalizó Alfonso Rus, quien consideró que no hay que repetir “tantas veces” que espera ser candidato porque “da la impresión de que no se tenga claro”. Chapó. Se puede decir más alto pero no más claro. ¿Qué hubieran dicho Zaplana o Camps?

De nuevo, el mismo argumento que anteriormente: aunque uno no tenga la certeza absoluta, ha de dar por hecho lo que por otra parte es un acontecimiento natural. Quien es president de la Generalitat luchará por repetir, independientemente de lo que quiera Rajoy. Y más teniendo en cuenta de que el PSPV ha decidido ya quién será su candidato en 2015.

Así las cosas, me queda la duda. ¿Uno nace político o se hace político? Pues las dos cosas. Depende de la persona en cuestión. Sin duda se puede aprender a ser Político. Y para eso hay que escucharse, leerse, dejarse asesorar. Y tener (o adquirir) olfato. Rita y Rus lo tienen. También muchos otros. Pero en cualquier caso las palabras en Política no se las lleva el viento, siempre alguien las escribe negro sobre blanco y las recuerda en el momento menos pensado. Por eso es importante ser preciso. Porque somos presos de nuestras palabras. Y hay que atinar con la palabra perfecta para evocar justo aquello que se quiere trasladar.

Por último. El concejal del PSPV de Castellón, Juan María Calles, ha aceptado una multa de 1.200 euros al volante y 8 meses sin carné por ser pillado al volante superando el límite legal de alcoholemia permitido. No es verdad, -como dijo- que le puede pasar a cualquiera. Yo antes me cojo un taxi. Y no es ético sostener que como ha pedido perdón no está dispuesto a dejar su acta de concejal por decisión propia. Las disculpas no bastan. Otra regla de oro es que en Política hay que asumir responsabilidades. Y en Política las responsabilidades pasan por la dimisión. Para éste, y para otros muchos ejemplos.

Fernando Alabadí
Director de El Meridiano L’Horta
@MeridianoHorta @Fernandoalabadi
www.elmeridiano.es

Be the first to comment on "La precisión en la Política"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*