TeleRus

wpid-SubielaToni.jpg

Está el presidente de la Diputación de Valencia empeñado en gastarse 3 millones de nuestros impuestos en montarse una televisión propia. Si, propia. De uso particular. O al menos yo, tengo claro que será así.

¿Qué sentido tiene una cadena de televisión provincial cuando aún no has terminado de liquidar Canal 9? Ninguno. ¿No valdría la pena centrar los esfuerzos en preparar un proyecto viable de televisión autonómica y no dilapidar dinero en malos parches?. Yo creo que sí.

¿Qué criterios se tienen en cuenta para la elección de la empresa que llevará a cabo el proyecto? Únicamente económicos. Lo que nos hace ver la escasa importancia que se le da a la calidad del mismo. Sospechoso es también, que la empresa ganadora (Beovisión) hacía sólo 1 mes que había sido autorizada para alquilar licencias de TDT. Y aún más, que con un presupuesto de 3 millones de euros, se lleve el concurso por una ridícula diferencia de 4.500 €.

Vamos, que de nuevo nos encontramos con otro pucherazo a costa de nuestros bolsillos. Esta vez en el sector de los medios de comunicación, en el que tan difícil es abrirse camino de forma independiente, sin ayudas, ni apenas financiación, peleando por existir a costa de horas de trabajo y de la más pequeña colaboración publicitaria, para que ahora, por capricho o interés partidista, con tus propios impuestos te pongan otra piedra en el camino.

Hace poco decía el PP que no hacía falta poner medidas preventivas contra la corrupción, porque no existía aquí en nuestra tierra. Precisamente aquí. Tiene guasa la cosa. Y miren a lo que apunta “TeleRus”.

Transparencia, honestidad y honradez. Tres principios básicos que tenemos que conseguir que a partir de este próximo mayo se introduzcan en nuestra política. Y no piensen que es imposible, porque no, no lo es. Cada vez somos más los que estamos decididos a conseguirlo.

Toni Subiela

Coordinador de Ciudadanos Burjassot