Una «lideresa», unos impuestos y un final feliz

wpid-FOTO-TONI-GINER.jpg

Miren para que engañarnos, el calor tiene cosas raras, así como «revenías», ya me entienden, como de ensaladilla en bar de carretera secundaria.

A estas alturas del cuento debo confesar mi falta de capacidad para comprender según qué cosas. De un tiempo a esta parte, encuentro a diario ejemplos de circunstancias que me hacen reconsiderar el concepto que, hasta hace bien poco, tenía de mí mismo. Darme cuenta de que no entiendo algunos de los principales acontecimientos que nos rodean, unido a que no hay nadie que manifieste su perplejidad, genera en mí la impresión de que la mayoría de españolitos entiende las cosas que nos suceden en estos días.

Miren, sin paños calientes, a mí no me entra en la cabeza lo de los impuestos, que parecen gallegos, que como bien saben ustedes son famosos por ser difícil dictaminar si suben o bajan, me explico. Salió el ministro del ramo a decirnos que los impuestos habían bajado, pero el personal se ha echado las manos a la cabeza criticando la «terrorífica subida de impuestos de la derecha», pero al mismo tiempo se descuelgan los de Europa diciéndonos que esa bajada de impuestos es excesiva y que deberían replantearse subirlos. Miren es como lo de que haya años bisiestos, que la luna mueva los mares o que un avión vuele, porque lo de que flote un barco, todavía lo puede uno entender, pero lo de los aviones, a mí que soy usuario habitual, no termina de cuadrarme.

Querido lector o lectora, me pasa algo parecido con lo del PSOE. No me refiero al triunfo del guapearas de Pedro Sánchez, que ya se ha escrito mucho. Vengo a referirme a la historia esta de Susana Díaz, que de un día para otro se ha convertido en una heroína social y socialista, líder (lideresa que dicen los modernos) del progreso y ejemplo de éxito político….porque ha ganado las elecciones en Andalucía. Sí señores, consiguió un hito histórico, que el PSOE gane las elecciones en Andalucía, como bien saben ustedes, feudo tradicional de la derecha en España, de gobiernos del Partido Popular hasta que llegó Susana.

España es hoy así, ya lo saben, nuevos tiempos, nuevas circunstancias, nuevas sensibilidades y todo ello tipo anuncio por palabras y con final feliz. Cuanto lujo p’a diario!