Varoufakis, Puig y el CIS

wpid-jesus-montesinos.jpg

Yanis Varoufakis arrasa. Sale en todos los telediarios. Su libro El Minotauro global (Capital Swing 2012) es de obligada lectura si quieres saber qué pretende Syriza y cómo será el cambio. Las mujeres lo califican como icono del morbo. Y se pasea por las cancillerías europeas sin corbata, presumiendo de Harley y un abrigo prestado porque, como a todos los humanos, le han perdido la maleta en algún avión. ¿Es el nuevo macho alfa?
¿Van a ser así los nuevos líderes? Porque además este señor es economista, tres doctorados y especialista de referencia en muchas universidades. Y no le pone reparos en decirles a Merkel, Rajoy o Mario Drahi que hasta aquí hemos llegado. Que ahora hay que funcionar de otra manera, aunque a España las apreturas le sienten bien al PIB. Varoufakis atrae votos, masas y simpatías entre un segmento de la población. Y despierta ataques de rabia en los segmentos con poder. ¿Es todo imagen o es una exhibición de autoridad moral?
Quizá podemos encontrar algún parecido entre Varoufakis, Monedero, Errejón hasta la coleta de Pablo Iglesias. Dejo al margen sus propuestas ideológicas o sus disputas mediático fiscales con Hacienda. Pero descamisados, sin corbata, con mucho libro detrás (de Monedero recomiendo su blog Comuna de ideas y su libro En torno a la democracia, Tecnos 1999) están los segundos en las preferencias de los votantes por encima del histórico PSOE. ¿Son así los nuevos líderes? ¿Es todo postureo o están tan convencidos de lo que dicen que exhiben liderazgo y autoridad?

Lo que está claro es que desde Varoufakis hasta Monedero imponen un nuevo lenguaje para millones de personas, que estaban hartas de escuchar hablar de una manera y los actos derivados de ese verbo. Y obviamente, si vas en el AVE hay que ir con corbata o parecido, pero si vas en Cercanias la corbata está mal vista. Pero la mayoría del voto de izquierdas está en Cercanías no en el AVE.

¿Están Ximo Puig, Mónica Oltra o Marga Sanz en condiciones de competir con ese nuevo modelo de liderazgo en la izquierda? Alberto Fabra tiene ahora bastante con mecerse en las encuestas del CIS, el devenir del PIB y los beneficios de D’ Hont en la Comunidad Valenciana. Si los del PPCV están callados hasta Grecia y Varoufakis les le favorece. ¿Pero y la izquierda valenciana? Hasta The Economist hablaba ayer de que el PSOE de Pedro Sánchez va a acabar como el Pasok griego: los últimos de la fila. Porque los griegos se creen a Varousakis y Alexis Tsipras que les enaltece la patria. Y las encuestas del CIS dicen que los españoles se creen más a Pablo Iglesias que a Pedro Sánchez, aunque se disfrace de Varoufakis los fines de semana. ¿¿Se acaba el PSOE y el PSPV/PSOE?

Después de los negros años de Zapatero versus Jorge Alarte ahora Pedro Sanchez/Ximo Puig han querido inaugurar una nueva etapa, pero se han encontrado con Podemos. Y en lugar de buscar un espacio propio se ha dedicado a emular a los de Pablo Iglesias. Un desastre. La gente se cree el original no la copia. Y en lugar de defender el sistema y la estabilidad que da el crecimiento del PIB se han convertido en defensores de los parias de la tierra. ¿Alguien cree que Juan Calabuig, Ximo Puig o Amparo Marco pueden emular a Varoufakis para liderar un nuevo modelo político como promete Podemos o Syrisa? ¡¡Pero si hasta José Benlloch, alcalde de Vila-real por pacto con Compromis, gasta más dinero en promoción y publicidad institucional a la antigua usanza que el Ayuntamiento y la Diputación de Castellón juntos!!

El CIS está marcando muy claramente que hablando el lenguaje clásico de la cartera la gente responde. Y que la ira ha encontrado su tiempo (El tiempo y la ira, Peter Sloterdijk) en el espacio de Podemos, tal como dice el CIS. Pero el PIB juega a favor del PPCV, mientras el PSPV/PSOE anda preguntando cómo se hace el nudo para una camisa sin corbata. No están solos en ese aislamiento. Monica Oltra puede quedarse en el fotomatón si el Ciudadanos de Albert Rivera le quita los votos de la derecha nacionalista (el nacionalismo en Valencia siempre ha sido de derechas. El resto es cosa del colectivo de maestros). Y Esquerra Unida ya ha sido fagocitada. ¿Hay alguien en la izquierda capaz de liderar como Varouzakis?