Actos valencianos contra el 9N catalán

wpid-wpid-artur-mas.jpg

Más de un centenar de personas, según fuentes de la organización, se han concentrado este sábado en Valencia convocados por el movimiento Libres e Iguales contra la votación que se va a celebrar en Cataluña este 9N y para defender la «unidad» frente a los que quieren una «mutilación sectaria» de España.

El catedrático de derecho civil y presidente de Foro de opinión cívico de la Comunidad Valenciana, entidad que ha dado su apoyo a esta convocatoria, Juan Manuel Badenas ha sido el encargado de leer el manifiesto que se ha repetido en 55 ciudades de todo el país. En Castellón, el texto ha sido leído por Silvia Vicente, también integrante de este foro. También Alicante ha tenido idéntica respuesta con un acto social.

Al respecto, Badenas ha señalado que con este acto «se trata de poner claro que muchos ciudadanos españoles queremos ser siendo compatriotas, y convecinos de los catalanes» porque «tenemos una soberanía compartida y tenemos un espacio constitucional y democrático que nos ha permitido que estemos en este lugar y no queremos que se rompa porque una parte así lo quiera decidir».

Del mismo modo, ha denunciado «la falsa democracia» que se quiere hacer mañana en Cataluña porque «no están respetados los derechos de los ciudadanos en ningún caso». Así, ha señalado que las personas que participan mañana serán «únicamente las que estén a favor de la independencia» mientras que «ninguna persona que esté en otra posición distinta va a participar». «Eso no es democracia, sino engañar», ha recalcado.

Badenas ha criticado «la imagen internacional que se ha querido dar de que se estaba llevando a cabo un proceso democrático» cuando «lo que va a suceder mañana en Cataluña no es nada democrático porque ni siquiera respeta la Ley, que es la base de la democracia».

Así, en el manifiesto se exige al Gobierno de España que «defienda con firmeza nuestra ciudadanía común» y al respecto se señala que dentro de los límites de la Constitución «podemos diseñar nuestro perfil político: compartirlo con otros muchos o elegir ser distintos a todos los demás».

Sin embargo, se critica que este sábado «en una de las regiones españolas tan nuestras como el resto se va a proceder a un acto simulado de democracia con la intención de privarnos de una parte de nuestra soberanía ciudadana y de mutilar nuestro derechos políticos».

«Queremos denunciar alto y claro este atropello. Queremos seguir compartiendo con todos los ciudadanos españoles nuestra soberanía. Queremos defender este país unido ante los que pretende su mutilación sectaria. No reconocemos legitimidad alguna a los intentos de fragmentar nuestra ciudadanía apelando a supuestos derechos preconstitucionales», termina el texto

GRAN ACTO EN VINARÒS

En este sentido, existe un lugar especial en el que hay otra nueva reivindicación contraria a los intereses independentistas, la localidad de Vinaròs. Esta población es de las últimas de la Comunidad Valenciana y, allí, se celebra un acto en la Plaza de Toros, en el que miembros del PP valenciano y catalán presentan las conclusiones de la campaña “Junts sense fronteres”, tras un almuerzo de hermandad.

Al acto, han asistido el presidente del Partido Popular de la Provincia de Castellón, Javier Moliner, el presidente provincial de Tarragona, Alejandro Fernández, el portavoz del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, el alcalde de Vinaròs, Juan Bautista, o el vicepresidente de la Diputación de Zaragoza, Francisco Javier Artajona, entre otros.

Al respetco, Moliner, ha defendido que «mientras el Gobierno de Mas intenta pervertir el derecho a decidir, nosotros seguiremos luchando por el derecho a la libertad, que es el primero de un Estado democrático como el nuestro».

Por su parte, el presidente del PP de Tarragona, precisamente, ha insistido en que «el derecho a dividir es incompatible con la democracia». «Jamás seremos extranjeros unos de otros, porque las mejores páginas de nuestra historia las hemos escrito juntos», ha señalado.

«Hablan del derecho a decidir -ha explicado el presidente del PPCS- mientras recortan la libertad de los catalanes de ir a los toros, de estudiar en castellano o de sentirse español. Hablan del derecho a decidir mientras sube el paro en Cataluña, cierran camas de hospitales o se multiplica la deuda. Hablan del derecho a decidir mientras esconden la bandera española y nos roban la cartera».

Por ello, Moliner ha insistido en que «venimos a decir a Mas que ya está bien, que la partida se ha acabado y se ha acabado el buscar la confrontación». «No queremos que nadie nos enfrente a hermanos y amigos, venga a intentar crear problemas entre quienes no los tenemos y ponga fronteras entre provincias hermanas. Venimos a decir que cuando haya algún militante de Tarragona al que le falten las fuerzas, habrá un militante del PP de Castellón para apoyarle», ha señalado.

Por otro lado, Moliner ha incidido en que «las más de 500 voces que estamos aquí no queremos separar ni enfrentar ciudadanos, porque es más lo que nos une que lo que nos separa». «La historia nos ha enseñado que todas las civilizaciones crecen construyendo puentes y no destruyéndolos, por eso sobre nuestros territorios queremos decidir desde la libertad, y decidimos que queremos estar #JuntsSenseFronteres», ha recalcado.

Además, medio centenar de jóvenes de Nuevas Generaciones ha leído un manifiesto en defensa de «aquellos que miles de jóvenes que en Cataluña están sufriendo la marginación y tienen miedo por el rechazo agresivo del nacionalismo hacia nosotros y que comenzamos a sentir también ahora en Castellón». «Poner fronteras entre Castellón y Tarragona es poner fronteras entre nosotros», ha indicado.

‘JuntsSenseFronteres’ ha puesto de manifiesto «los enormes daños» que supondría «levantar un muro dónde no lo ha habido nunca, dado que Tarragona y Castellón son una confluencia de tradiciones, como pueden ser els bous al carrer o el parany, folklore, de lazos familiares, de amistad, laborales o empresariales que son imborrables», han añadido.

También, en esta víspera de la consulta, la localidad de Peñíscola ha acogido otro encuentro en el que se muestra la interacción que existe entre las dos autonomías –valenciana y catalana- a la hora de desarrollar el turismo y el comercio.