El alcalde de Peñíscola exige el desmantelamiento de Castor

wpid-RPValoracionGON_Policia-Local-ago-2013.jpg

El alcalde de la localidad castellonense de Peñíscola, Andrés Martínez (PP), ha exigido este lunes el cierre y desmantelamiento de la plataforma Castor tras el informe «incontestable» del Instituto Geográfico Nacional (IGN) que concluye que los seísmos registrados en el litoral norte de Castellón en 2013 tienen una «relación directa» con la actividad en el almacén de gas de Castor, situado en la costa de la provincia.

Según este documento, el origen de la serie sísmica detectada frente a las costas de Castellón tiene relación directa con la inyección de gas del proyecto Castor. Ante esta situación, el primer edil de Peñíscola ha reclamado de nuevo el cierre y cese completo de la actividad de Castor –paralizado desde mediados de septiembre– «como ya exigimos en su día».

En esta línea, ha apuntado a Europa Press que seguirá en la «misma dirección» para «buscar» entre los Ayuntamientos afectados los acuerdos oportunos para «continuar reivindicando como hemos estado haciendo hasta ahora».

«Tenemos la certeza de la causa-efecto reconocida por los informes técnicos entre la inyección de gas de Castor y los seísmos registrados en el norte de Castellón y el sur de Tarragona, no cabe dudas», ha asegurado Martínez.

«Desde la administración tenemos la responsabilidad de actuar en consecuencia y en beneficio de la seguridad de los intereses de los ciudadanos que está, por supuesto, por encima del interés particular y económico de un grupo empresarial», ha afirmado.

Asimismo, el edil ha hecho hincapié en que la «claridad» del informe es «incontestable», por lo que ha apuntado que, de la misma forma, espera la garantía de que los seísmos «no van a volver a suceder por esta causa».

«INFRAESTRUCTURA MÁS IRRESPONSABLE»

Martínez ha calificado la construcción de la plataforma como la infraestructura que «más ha costado a los españoles» ya que supuso para el Gobierno socialista del expresidente José Luís Rodríguez Zapatero una inversión de 1.800 millones de euros. Por ello, para el primer edil, el informe ha demostrado que Castor «ha sido la gestión más irresponsable» del Gobierno de Zapatero, por las implicaciones que ha tenido.