Castedo y el pleno del ‘juicio final’

castedo

Semana decisiva para la suerte de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, quien este martes deberá hacer frente al pleno ordinario más mediático y polémico desde que accedió a la alcaldía de la ciudad. Su segunda imputación judicial, ahora por presuntas irregularidades en  el plan Rabasa (la primera fue con motivo del PGOU de la ciudad), monoplizará la atención de una sesión que ha levantado una enorme expectación.

No se trata tanto ya de una cuestión de apoyos en el pleno, previsto para las 9, 30 horas, sino del grado de hartazgo ciudadano con la gestión de una dirigente que ha perdido casi todo el respaldo popular. Aunque gane las votaciones, la sensación en la calle es que Castedo debe dimitir para que el nombre de Alicante salga de los juzgados.  Más allá de lo que suceda el 27 de noviembre, fecha en la que ha sido llamada a declarar, el ‘jurado popular’ falla este martes.

En cuanto al pleno, Marta García-Romeu, portavoz  del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante, ha insistido en que será un pleno “completamente normal” pese a las protestas convocadas por el Círculo Podemos Alicanre y Esquerra Unida, quienes exigen la dimisión de la alcaldesa. Por otro lado, la manifestación en apoyo a Castedo que iba a tener lugar el mismo día que las otras protestas, ha sido desautorizada ya que podrían producirse alteraciones del orden público.

Los principales grupos de la oposición se han unido para exigir la dimisión de la alcaldesa, que ha recibido un apoyo tibio durante los últimos días desde su propio partido. La cúpula del PPCV mantiene que la línea roja de no incluir a imputados en las listas permanece inalterable. Sólo la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha dado algo de oxígeno a Castedo al recordar que una imputación no equivale a una condena.

PSPV, que se llegó a plantear solicitar el ingreso en prisión de la alcaldesa, y EU, que ha llamado a la ciudadanía a la movilización en la plaza del Ayuntamiento este martes, consideran que la situación es ya insostenible y que la alcaldesa debe salir ya del equipo de Gobierno municipal.

Castedo también parece haber perdido la batalla de las redes sociales, donde antes dominaba. La petición de dimisión de la alcaldesa fue tendencia la pasada semana.Su imputación, además, ha tenido mayor trascendencia mediática al cruzarse en el camino una cara conocida, como la de la presentadora Nuria Roca, quien llamó “choriza sin paliativos” en su blog a Sonia Castedo.

FABRA

De la polémica no se escapará ni Alberto Fabra, presidente de la Generalitat, quien responderá en la sesión de control en las Corts por este miércoles por la tramitación del Plan Rabasa de Alicante en el que está imputada la alcaldesa Sonia Castedo. El síndic de Compromís, Enric Morera, le preguntará por el Plan Rabasa en Alicante, en el que “según el juez que instruye la denuncia presentada, durante su tramitación supuestamente se produjeron numerosas irregularidades”. Al respecto, se interesará por si Fabra “tiene intención de suspender la tramitación hasta que se aclaren todas las sospechas que recaen sobre él”.

PLENO NORMAL

  La portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante, Marta García-Romeu, ha manifestado, con respecto al pleno que se celebrará este martes en el consistorio, que será “completamente normal” pese a las protestas convocadas en la plaza del Ayuntamiento por el Círculo Podemos Alicante y Esquerra Unida para exigir la dimisión de la alcaldesa, Sonia Castedo, además de la moción que el grupo municipal de izquierdas presentará en la sesión con esta misma petición.

“Creo que se han debatido en distintas ocasiones asuntos similares, esperamos y deseamos que se desarrolle absolutamente dentro de los parámetros democráticos, que yo creo que es la mejor imagen que podemos dar los políticos a los ciudadanos en general: que haya un debate positivo, en crecimiento, y que finalmente se vote”, ha añadido.

En este sentido, García-Romeu ha subrayado que respeta las manifestaciones convocadas por las formaciones de izquierdas para exigir la dimisión de la primera edil, imputada en dos piezas separadas del caso ‘Brugal’ por presuntas irregularidades en el Plan General de Ordenación Urbana y el plan Rabasa.

“Es respetable porque también está dentro del sistema democrático”, ha insistido la portavoz municipal, aunque ha matizado que “hay otros momentos, hay otros lugares, y yo creo que por responsabilidad lo que sí tenemos que hacer los que estamos en la vida pública, lejos de arengar sentimientos que puedan causar conflicto, es fomentar el diálogo para pacificar a la sociedad y que con consenso y acuerdos se puedan sacar adelante las gestiones municipales, creo que hay un lugar para poder hacerlo, que es el pleno, y un reglamento que dice cómo hacerlo”.

MANIFESTACIÓN RECHAZADA

Con respecto a la petición enviada por la propia alcaldesa a Subedelegación de Gobierno para que no se realizara una concentración en su defensa, en el mismo lugar y a la misma hora que las que exigirán su dimisión, García-Romeu ha defendido que “se ha optado” esta petición “para evitar altercados, y que, con normalidad, se pueda suceder un debate dentro de un pleno en aras a la armonía democrática que por lo menos algunos queremos que siga existiendo”.

Fuentes de Subdelegación de Gobierno han confirmado que esta concentración convocada en apoyo a la alcaldesa ha sido desautorizada por “contar con el informe contrario del Ayuntamiento” en el que se indica que “podrían producirse alteraciones del orden público” por lo que se considera “no conveniente” su autorización.

Asimismo, preguntada por si el Grupo Popular va a votar de manera unánime en la moción de petición de dimisión de EU en el pleno de este martes, la portavoz municipal ha dicho que “se votará mañana” y ha declinado comentar “la estrategia de nuestro grupo, ni qué vamos a contestar ni qué preguntas se van a hacer, ni qué vamos a votar”.

Be the first to comment on "Castedo y el pleno del ‘juicio final’"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*