Compromís no ve impulso público suficiente para salir del paro

wpid-enric-morera.jpg

El portavoz de Compromís en las Corts Valencianes, Enric Morera, ha asegurado este martes que los datos del paro del mes de abril, aunque «en principio son positivos», confirman «que no hay impulso suficiente para salir de la situación y crear puestos de trabajo estables y de calidad».

Así lo ha indicado en un comunicado tras los datos del paro de abril que muestra un descenso del número de desempleados en 8.259 personas, un 1,49 por ciento menos respecto al mes anterior, hasta situarse en abril en los 546.277 parados en la Comunitat.

A su juicio, las cifras «demuestran que no tenemos un gobierno con la cabeza en el trabajo y no tenemos el impulso público necesario para combatir ese desempleo y crear puestos de trabajo estables y de calidad y sin esto, será muy difícil salir de la crisis en la que estamos».

 Para Morera, «los datos son claros, dicen que tenemos mucha contratación temporal, que cada vez tenemos menos desempleados cobrando la prestación y que el paro juvenil es un grave problema para la sociedad, pero parece que no es problema ni prioridad para el Gobierno de Alberto Fabra, que ni está ni se le espera en la lucha contra el paro».

Desde Compromís consideran que el ritmo «es insuficiente y las medidas del Gobierno valenciano no existen». «Se está condenado a toda una generación de jóvenes a no encontrar un trabajo estable y de calidad en nuestra tierra y esto propicia el éxodo de jóvenes a otros países. Por mucho que quieran vender humo, los datos no son buenos y la acción del gobierno valenciano es invisible», ha señalado, para enmarcar en esta línea la pregunta que formularán a Fabra esta semana en la sesión de control.

«SOLO SE CREA EMPLEO EN LOS JÓVENES DEL PP»

Sin embargo, Morera ha recalcado que «sólo se crea empleo entre las filas de los jóvenes del PP, a quienes colocan en las conselleries y con buenos sueldos, lo cual es muy preocupante porque ese sectarismo político demuestra unas prácticas poco correctas en la gestión pública e indigna a miles de jóvenes que, a pesar de tener preparación suficiente, no son contratados porque no tienen el carné del PP».