Editorial. La defensa de las señas de identidad de los valencianos, una cuestión fundamental

Senas identidad-himno

Coincidiendo con la conmemoración del 25 de abril –esa fatídica fecha que cada año nos recuerda a los valencianos la gran derrota colectiva que supuso la pérdida de nuestras instituciones y de la que todavía no nos hemos recuperado- el Partido Popular valenciano organizó ayer un acto de defensa de nuestras señas de identidad. La voz cantante la llevó el Conseller de Governació i Justícia Luis Santamaría y estuvo bien arropado por la segunda autoridad autonómica, el presidente de les Corts Alejandro Font de Mora, la alcaldesa del Cap i Casal Rita Barberá y la Consellera de Cultura y portavoz del Consell, Mª José Català. Concejales valentinos como Novo, Ramón Llin, Grau o Simón, el portavoz parlamentario Jorge Bellver, diputadas como Asunción Quinzá o Verónica Marcos, además de cargos orgánicos, como el presidente provincial popular Vicente Betoret, o culturales como el presidente de Lo Rat Penat Enrique Esteve, tampoco faltaron a la cita de la plaza dels Furs. Si es cierto que muchos ciudadanos y algunas entidades culturales piden mayor compromiso práctico en este sentido, es innegable el posicionamiento público de los populares respecto a la cultura valenciana.

 

A la otra orilla del rio Bravo, los partidos que parecen dispuestos a conformar un gobierno alternativo al de Alberto Fabra, tampoco dudan en cuanto tienen oportunidad de hacer públicos sus planteamientos diametralmente opuestos a los populares. Y hace unos días, Marina Albiol, la eurodiputada de Esquerra Unida, volvía a recordar que entienden las cuatro barras como nuestra bandera, la Muixeranga como nuestro himno y el catalán como nuestra lengua. Pero eso ya lo sabíamos…

 

Ahora, las preguntas por responder quedan en los tejados de los emergentes. Aunque algunos de ellos ya han dejado entrever por donde respiran. UPyD ha manifestado en numerosas ocasiones que pretenden acabar con algunas instituciones autonómicas valencianas y su oposición a la escolarización en lengua valenciana. Podemos, por convencimiento o por estrategia, no se manifiesta, pero se decanta por tararear el mismo cansino estribillo de la izquierda valenciana –conviene recordar que su candidato a la presidencia del Consell, Antonio Montiel, sí participó en la manifestación del sábado por la tarde- pero, ¿y Ciudadanos? Por el momento parecen no querer mojarse. Al igual que en otros debates, no muestran su opinión. Tal vez prefieran no dispararse en el pie y seguir viviendo en el limbo de la indefinición. Pero los votantes tienen derecho a saber qué opinan las huestes de Carolina Punset y Fernando Giner sobre las señas de identidad de los valencianos. A falta de respuestas, podemos tomar como referencia su actuación en Cataluña y allí, su oposición a todo lo que represente la defensa de la cultura propia es evidente. Si en Valencia su actuación de gobierno también pretende dejar de costado la defensa de nuestros rasgos diferenciales, deberían manifestarlo, y cuanto antes, mejor.

Be the first to comment on "Editorial. La defensa de las señas de identidad de los valencianos, una cuestión fundamental"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*