El Papa centra en la infancia su mensaje de Navidad

wpid-IMG_4302.png

El Papa Francisco ha ofrecido la Bendición Urbi et Orbi un año más, desde el balcón de San Pedro del Vaticano, en un mensaje de Navidad que ha basado, sobre todo en la infancia y el sufrimiento de todos los niños en lugares de conflictos.

Francisco se ha referido a los niños no nacidos, en una clara referencia contraria al aborto, que ha condenado. También ha tenido palabras de recuerdo a la infancia que sufre el desplazamiento de sus hogares o son convertidos en soldados por la lacra de las guerras. En este sentido ha pedido el fin de los conflictos en Siria, Libia y otros puntos de África, donde sufren tantos niños y refugiados.

También se ha referido a la trata de humanos como moneda de cambio, una situación que se debe cortar de raíz.

Francisco también se ha referido a la situación de Israel y Palestina, donde ha pedido el fin inmediato y la consecución de un entendimiento entre hermanos.

Francisco ha vuelto a obviar las felicitaciones en diferentes idiomas, una tradición a la que nos había acostumbrado sus predecesores Juan Pablo II y Benedicto XVI.