El PP pasa al ataque para evitar responder sobre Gürtel

wpid-Alberto-Fabra-corts.jpg

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, sacó este jueves todo su arsenal contra los partidos de la oposición para evitar dar explicaciones en Les Corts sobre las últimas revelaciones en torno al ‘caso Gürtel’, que apuntan a que el PP pagó en ‘B’ parte de las campañas electorales de 2007 y 2008. El también presidente de los populares valencianos afeó a los socialistas que dieran lecciones cuando “mi partido no ha sido condenado por financiación ilegal; el suyo sí”. “Todavía”, se oyó en la bancada de la oposición.

El debate durante la sesión de control al jefe del Consell en Les Corts fue pobre de contenido pero rico en acusaciones de ida y vuelta. El portavoz del PSPV, Antonio Torres, preguntó a Fabra “cuándo y a quién va a exigir responsabilidades” por las últimas informaciones sobre posible financiación ilegal del PP. Tras señalar que el hemiciclo no era el lugar para hablar de eso, el presidente aseguró que su partido colaborará con la justicia y respetará las decisiones que ésta tome.

En su segunda intervención, Torres volvió a pedir a Fabra que convoque elecciones anticipadas porque “no es el presidente que eligieron los valencianos, ha incumplido sus promesas electorales y han ganado las elecciones con trampas“. El síndico socialista consideró evidente que una “trama mafiosa, con la connivencia de la mayoría de consellers del antiguo gobierno”, ha estado saqueando las arcas públicas de la Generalitat.

Fabra replicó entonces con las “irregularidades” denunciadas por el aspirante a las primarias del PSPV Toni Gaspar, quien acusó al líder socialista, Ximo Puig, de pagar las cuotas de inscripción de algunos simpatizantes. “¿De dónde sacó el dinero?”, preguntó. Las palabras del jefe del Consell provocaron las protestas de los diputados socialistas y llamadas de atención por parte del presidente de Les Corts, Juan Cotino.

El presidente de la Generalitat criticó además que el Ayuntamiento de Vila-Real ha gastado más de cinco millones de euros no presupuestados, o que los bancos hayan condonado 40 millones de euros de préstamos al PSOE. También afeó a los socialistas que, “cuando no les conviene”, en referencia al caso de los ERE de Andalucía, critican las decisiones judiciales que afectan a su partido.

Fabra también fue especialmente crítico con Compromís y con EU. Respecto a los primeros, el síndico Enric Morera denunció que el PP “se dedica a salvar a los bancos y no a las personas”, a lo que el presidente de la Generalitat respondió dejando en evidencia el “doble lenguaje” de la coalición. “¿Pide también a sus alcaldes de Oliva, Burjassot o Tavernes de la Valldigna que no paguen a los bancos?”, inquirió.

Por su parte, la portavoz de EU, Marga Sanz, preguntó al jefe del Consell sobre el nuevo Plan del Júcar, que consideró que cuenta con la oposición de los usuarios y regantes de La Ribera. Fabra replicó que los representantes de IU en Castilla-La Mancha habían reconocido que este proyecto prima los intereses de los regantes. “Tenemos que escuchar fuera lo que ustedes no se atreven a decir aquí“, lamentó.

 

Costa se querella contra el inspector de la UDEF

Por otra parte, el exsecretario general del PPCV y actual diputado popular en Les Corts, Ricardo Costa, ha presentado una querella contra el inspector jefe del Grupo BBC de la Brigada Central de Investigación y Blanco de Capitales y Anticorrupción de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal que asegura que miembros de la ‘trama Gürtel’ le pagaron un viaje a Londres para realizar un curso de inglés de una semana.

El texto de la querella, presentada ante los Juzgados de Instrucción de Madrid y a la que ha tenido acceso Europa Press, señala que el informe de la UDEF plantea “una conclusión absolutamente falsa”. Costa pide, como medida cautelar, que el juzgado acuerde la suspensión del inspector.

El diputado popular asegura que abonó 3.278 euros a la compañía de viajes relacionada con la trama y adjunta el extracto de la transferencia bancaria. Además, recuerda que la UDEF conocía los movimientos bancarios de sus cuentas en el ejercicio de 2007 por haberlas investigado.