Está todo muy raro

wpid-Boluda.jpg

Cristóbal Montoro va a venir a Valencia. Ya le vale, tras siete meses de ruegos. En Presidencia aseguran que Fabra le tiró de las orejas la última vez que se vieron, en Madrid, y que por eso viene por fin, y Ximo Puig dice que en realidad quien lo trae el PSPV. El día que viene Montoro los socialistas hacen cumbre autonómica en Valencia. Con Pedro Sánchez, y con Susana Díaz. Sí, otra vez Sánchez, que en 15 días “ha venido a Valencia más que Rajoy en toda la legislatura”. Pero Rajoy también ha dicho que va a venir. Ya. A verse con empresarios, claro. En AVE deben estar que se salen: Montoro y Rajoy, en una semana. Los grandes empresarios del país (de los que los de AVE forman parte) cuentan que no han conseguido convencer en Davos a los grandes inversores del mundo de que Podemos no tiene opciones de gobierno. Por eso alertaba Pedro Sánchez de la “irresponsabilidad” de los que quieren traer aquí la política griega, por el detrimento en las inversiones extranjeras en nuestro país que su simple anuncio pueda provocar. Por eso dicen que Felipe González ha aconsejado a Susana Díaz su adelanto electoral. Y el pacto de Estado PP­PSOE si se hiciera necesario cerrar el paso a Iglesias. Hablando de irresponsabilidades: a la misma hora de la conferencia de Sánchez este lunes en Valencia hablaban ZP y Susana Díaz en sendos medios de comunicación. Sánchez, por cierto, citaba “la España de las oportunidades” (invento zaplanista), inventaba las familias “monomarentales” (en homenaje supongo a Bibiana Aído), y recordaba a Manuel Broseta y Adolfo Suárez (giro al centro huyendo de Podemos, ¿buscando a Rajoy?), después de que su presentador, Ximo Puig, mentara a “un clásico: Pablo Iglesias” (risas en la sala), para rematarle a Sánchez a la cara (se supone que para destacar su empuje) que “hay que tener coraje para dirigir hoy al PSOE”. Un partido ­se podría añadir­ dirigido por gente de lo más normal: González, Rodríguez, Pérez, Sánchez, Díaz …