Puig reclama trabajar conjuntamente para reformar el sistema de financiación

El PSPV propondrá modificar la Ley para que se pueda revocar la designación de senadores El PSPV propondrá modificar la Ley para que se pueda revocar la designación de senadores

El President de la Generalitat, Ximo Puig, compareció, a petición propia en el Pleno de Les Corts, para explicar la actividad desarrollada por el Consell en materia de financiación autonómica. Durante su intervención propuso cuatro líneas de actuación para acabar con la situación “de injusticia y de desigualdad” que, aseguró, genera el actual sistema. La primera de ellas hace referencia a “la urgente reforma del sistema de financiación, la reestructuración del endeudamiento y la necesidad de una respuesta de emergencia ante la actual situación que atraviesa la Comunidad Valenciana”.

Con este fin, estableció que la reciente creada comisión mixta entre el Consell y los grupos parlamentarios debata, por un lado, la propuesta actualizada del nuevo modelo que planteó Ximo Puig en octubre, y por otro lado la propuesta “que junto a la presidenta de Andalucía anunció sobre la condonación a todas las comunidades autónomas de los préstamos del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) por el importe de la infrafinanciación respectivo y que, en el caso de la Comunitat, puede suponer alrededor de 10.000 millones de euros.

La segunda propuesta versa sobre la importancia de exponer, “en todos los foros, que la Comunidad Valenciana experimenta un déficit que hay que reconocer y corregir”. En este sentido, destacó las diferencias que existen entre las diferentes autonomías, tal y cómo confirman los últimos datos del Ministerio de Hacienda sobre la liquidación definitiva del ejercicio de 2014. Unos datos que “vuelven a repetir el mismo escenario de infrafinanciación y discriminación de la Comunitat respecto del resto de territorios del Estado”, expresó el President.

“Los valencianos recibimos en ese año 2.128 euros por habitante, procedentes del sistema de financiación autonómica; es decir, que en 2014 la Comunidad Valenciana en su conjunto dejó de ingresar de media, respecto de los otros territorios, 1.290 millones de euros. Estamos a 10,8 puntos de la mediana”, manifestó el jefe del Consell Además, añadió que “esta diferencia es la que continuamente sufrimos los valencianos desde hace dos años. Porque desde el 1 de enero de 2014 el sistema está caducado. Y el gobierno de Mariano Rajoy sigue en el sofá. Ni anda, ni va rápido”.

El tercer objetivo planteado consiste en “traer el mensaje de Les Corts al Congreso, en el Senado y en el nuevo Gobierno” de una forma unánime y “sin sectarismos ni operaciones partidistas”. Por último, la cuarta iniciativa se centra en conseguir ampliar una base de apoyo social, para lo cual “tenemos que traer nuestra voz y nuestra razón a los otros lugares de España” y “desarrollar una extensa labor pedagógica que freno cualquier intento de despreciar la posición de los valencianos o de calificarla de interesada y a la busca de privilegios”. Una estrategia con la que espera poder acabar con la “hipoteca reputacional que provoca incomprensión en quienes perciben que nuestra Comunidad ha sido un espacio cómodo para la corrupción”.

El nuevo modelo de financiación

Puig destacó la cohesión de la iniciativa del actual Consell, puesto que “por primera vez en nuestra historia democrática, los partidos políticos, los sindicatos, las organizaciones empresariales, las universidades y más de 300 de nuestros alcaldes y alcaldesas se han sumado y nos hemos unido para que la financiación valenciana sea una reivindicación compartida”. 

Desequilibrio fiscal superior a 22.000 millones

Por otra parte, expuso que la Actualización del Programa de Estabilidad del Reino de España para el periodo 2016-2019 dice que las comunidades autónomas tienen que gastar, de acuerdo con sus competencias, 153.379 millones de euros en 2016. En este sentido, explicó que “los Presupuestos Generales del Estado de este año prevén una financiación para las comunidades autónomas de 118.000 millones de euros, y los tributos cedidos y propios de las comunidades autónomas conseguirán una recaudación de 14.000 millones”.

“Así pues, el desequilibrio fiscal es superior a los 22.000 millones de euros. Esto, Señorías, no sólo son cifras. Para nosotros son servicios públicos: sanidad, educación, prestaciones sociales a las cuales tiene derecho nuestra ciudadanía, claramente discriminada respecto de otras comunidades autónomas”, añadió. “La solución de nuestro problema de mala financiación no se conseguirá con un retoque o con una corrección menor. Sólo se resolverá en el contexto de la solución de un problema estructural que es imprescindible plantear, abordar y resolver”, manifestó también Puig.

En este sentido, el President definió dos vías: en primer lugar la aplicación del principio de suficiencia de recursos para gestionar las competencias de gasto que cada administración tiene encomendadas; y en segundo lugar, la igualdad de acceso de todos los ciudadanos y ciudadanas a los servicios públicos y políticas que gestionan las administraciones públicas, en función de sus necesidades objetivas.

Lealtad institucional de doble dirección

Al respecto, Ximo Puig destacó la importancia de la lealtad institucional como base de cualquier negociación y debate en este ámbito, puesto que considera que la falta de respecto a la lealtad “es sinónimo de sumisión”.

Por eso, afirmó que “no queremos ser españoles complacientes con las injusticias” y que “lejos de ofrenar nuevas glories en España a cambio de desprecio, ofrecemos una sentida y necesaria lealtad, de ida y de vuelta, de doble dirección, con correspondencia”.

Be the first to comment on "Puig reclama trabajar conjuntamente para reformar el sistema de financiación"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*