Sánchez de León se despide en un acto con la Guardia Civil

wpid-fotonoticia_20140212103131_800.jpg

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Paula Sánchez de León, ha confirmado que próximamente abandonará el cargo y la política para dedicarse a la actividad privada en el acto institucional en conmemoración del 170 aniversario de la fundación de la Guardia Civil. En su discurso, en el que se ha mostrado emocionada, De León se ha dirigido a los presentes para asegurarles que era «un día muy especial» porque «será el último día» que comparte en esa responsabilidad.

Al acto han acudido también el general jefe de la 6ª Zona de la Guardia Civil en la Comunitat Valenciana, Fernando Santafé, y el subdelegado del Gobierno en Valencia, Luis Santamaría.

wpid-sanchez-de-leon.jpgDe esta manera, la delegada del Gobierno ratifica las informaciones que apuntaban que ha tomado la decisión de dejar la política y pasar al ámbito privado por razones «estrictamente personales», según explicaban a fuentes de su entorno. En concreto, la representante del Ejecutivo central en la autonomía ha decidido dejar sus funciones públicas para ejercer como letrada en un despacho de abogados.

No obstante, aún no se ha concretado cuándo se hará efectiva la decisión, teniendo en cuenta la proximidad de las elecciones europeas del 25 de mayo.

Sánchez de León concluye así una etapa pública en política que arrancó en 1997 cuando ocupó el puesto de directora del Gabinete de la Conselleria de Cultura, Educación y Ciencia, donde permanecería hasta febrero de 1997. Posteriormente, pasó a la Conselleria de Bienestar Social y, seguidamente, llegó a las Corts Valencianes, como responsable de gabinete entre julio de 1999 y junio de 2003.

En julio de ese año, fue nombrada asesora del presidente de la Generalitat Valenciana y desde ahí fue subiendo en el escalafón. Así, fue secretaría autonómica de Relaciones con el Estado y Comunicación; secretaría autonómica de Cohesión Social y, más tarde consellera de Justicia y Administraciones Públicas en septiembre de 2008.

En agosto de 2009, de la mano de Francisco Camps, se convirtió en la portavoz del Consell, y en julio de 2010, en directora de campaña del Partido Popular. En diciembre de 2011 se anunció su nombramiento como delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, ya con Alberto Fabra al frente del ejecutivo autonómico.