Detenido el histórico Santi Potros un mes después de salir de la cárcel de Villena

wpid-SantiPotros.jpg

El etarra Santiago Arróspide Sarasola, más conocido por ‘Santi Potros’ ha sido detenido este lunes, 19 de enero, en su localidad natal -Lasarte- por su presunta relación con un atentado cometido en 1987 en Barcelona contra una patrulla de la Guardia Civil. En aquella acción terrorista murió un civil y resultaron heridos varios agentes. ‘Santi Potros’ ha cumplido parte de su condena -por anteriores atentados- en la cárcel de la localidad alicantina de Villena (Alicante II) y de allí salió en diciembre tras obtener la libertad.

El histórico terrorista -ideólogo de la matanza de Hipercor- se encuentra en libertad desde hace un mes después de que la Sección Primera de la Audiencia Nacional le excarcelara al descontar las penas cumplidas en Francia -aplicación de la doctrina Parot- en un criterio que después ha sido corregido por la Sala Penal del Supremo.

El atentado por el que ha sido detenido Santi Potros ahora fue cometido por los terroristas Domingo Troitiño y Rafael Caride Simón, miembros del comando Barcelona, con un coche bomba colocado en la Avenida Diagonal de la capital catalana el 2 de abril de 1987.

El dirigente etarra, que ha pasado por varias prisiones españolas, acabó en la cárcel de Alicante II, ubicada en Villena, y de ella saló el pasado mes de diciembre, aunque todavía le quedaban 11 años para acabar de finalizar su condena – en 2025-. Junto a él fue excarcelado también Alberto Plazaola Anduaga.

HISTORIAL

‘Santi Potros’, inductor del atentado de Hipercor, el más sangriento de la historia de ETA con 21 muertos, fue detenido en septiembre de 1987 en Francia. Condenado en 1990 en Francia a 10 años de prisión, fue extraditado a España en 2000 por el atentado de Hipercor y juzgado con el Código Penal de 1973.

En julio de 2003 la justicia española lo condenó a 790 años de cárcel por ordenar el atentado de Hipercor, que se saldó con 21 muertos y 45 heridos.2 Se le aplicó de manera retroactiva la doctrina Parot, por lo que inicialmente debía permanecer en prisión hasta 2030. La derogación en 2013 de la doctrina Parot por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos fijó un nuevo límite a su condena, establecido finalmente en 2025.3

La última prisión en la que estuvo fue en la de Villena y fue puesto en libertad el pasado mes de diciembre.

ESTA SEMANA JUZGAN AL ETARRA ‘TXEROKI’ POR ORDENAR ATENTADO EN OROPESA

El próximo jueves volverá al banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional el exjefe militar de ETA, Mikel Garikoitz Aspiazu Rubina, alias ‘Txeroki’ para se juzgado por ordenar el atentado en 2006 en la localidad castellonense de Oropesa del Mar, en plena tregua. Txeroki ordenó la comisión del mismo a los miembros del comando Elurra, Mattin Sarasola e Igor Portu, aunque finalmente no se produjo, aunque sí hubo una explosión en las Cuevas de Vinromá.

FOTO: EFE

FOTO: EFE

La Fiscalía solicita para el antiguo jefe de comandos de ETA una pena de 17 años de cárcel por delitos de tenencia de explosivos, daños terroristas y robo con intimidación, ya que robaron a una familia su autocaravana y la cargaron de explosivos para colocarla en Cuevas de Vinromá.

En su escrito sostiene que ‘Txeroki’ encomendó al comando Elurra la colocación de un coche-bomba en Oropesa del Mar y se reunió con sus integrantes a principios de 2007 en el monte Auza. ETA anunció un alto el fuego permanente en marzo de 2006 y lo rompió en junio del año siguiente.

ETA ordenó a los miembros del comando recoger un vehículo en el municipio navarro de Venta de Baztán el 25 de agosto de 2007. Esa autocaravana había sido robada en la localidad francesa de Messanges a una familia, a la que mantuvo secuestrada tres días.

Aquel 25 de agosto, sobre las 19.00 horas, Portu estacionó la autocaravana en un camino de tierra de Coves de Vinromá para pasar la noche, lo cual extrañó a un vecino que avisó a la Guardia Civil y una patrulla se desplazó al lugar aunque los agentes se marcharon al no sospechar nada.

Los terroristas advirtieron la presencia policial y decidieron no viajar hasta Oropesa y activar la carga al día siguiente, cuando trasladaron la autocaravana a unos diez metros de la torre de alta tensión de red eléctrica que une la central de Vandellós con la subestación de la Plana. La explosión provocó daños valorados en 50.623 euros y ocasionó un incendio en un campo de olivos próximo.