Un total de 36 menores con especial necesidad esperan una familia que los adopte

wpid-niños-leyendo.jpg

Un total de 36 menores en la Comunitat Valenciana con necesidades especiales esperan en estos momentos una familia de adopción. Hasta entonces, permanecen en el sistema de protección de la Generalitat Valenciana, según ha señalado este martes la secretaria autonómica de Servicios Sociales y Solidaridad, Lucía Cerón, en un comunicado.

La Secretaria Autonómica ha hecho un llamamiento a las familias valencianas que quieren adoptar niños «para que opten por acoger en sus hogares a niños que, por sus características especiales, tienen más dificultad en ser aceptados que otros menores«.

Asimismo, ha anunciado que la Generalitat, para promover la adopción de estos menores, ha puesto en marcha el Programa ‘Adopta’m’ , mediante el que se han establecido contactos con las entidades públicas de protección de menores de otras comunidades autónomas, «con el propósito de encontrar familias dispuestas a adoptarlos y declaradas idóneas para ello».

De hecho, ha confirmado, Cerón, las administraciones autonómicas han expresado «su disposición a colaborar y gracias a este programa se ha propuesto la adopción en este primer semestre de una menor con una familia de Baleares».

De los 24 menores propuestos para acogimientos preadoptivos o adopciones, seis corresponden a grupos de dos hermanos, tres a mayores de 6 años, tres a discapacidad física, tres a otra etnia, tres a más de una necesidad y seis a otros casos de menores con retraso evolutivo.

Cerón ha expresado su satisfacción en cuanto a que estos 24 niños tengan ya una familia, sin embargo, ha recordado que «otros 36 menores con alguna necesidad especial están actualmente pendientes de adopción en la Comunitat Valenciana».

Por otro lado, Aragonés, ha explicado que se considera en materia de adopción como menores en situación de especial necesidad aquellos para los que, por sus circunstancias y características, resulta más difícil encontrarles una familia adoptiva que este dispuesta y se encuentre en condiciones de atenderlos adecuadamente.

En este sentido, los niños con necesidades especiales son aquellos que tienen más de 6 años, los grupos de 2, 3 o más hermanos, los menores con alguna discapacidad física psíquica o sensorial o los que tienen enfermedades como el VIH, entre otros.

Aragonés ha hecho hincapié de la necesaria preparación y consciencia de las familias que adopten estos niños porque, «deben estar preparadas para superar las necesidades del menor y proporcionarle los recursos educativos necesarios para afrontar su problemática»; y ha puntualizado, que tienen que estar preparadas «para afrontar la situación personal de estos menores y no crearse unas expectativas sobre el menor que después no puedan ser reales».

36 MENORES A LA ESPERA

Respecto a los 36 menores considerados adoptables y cuya adopción no ha podido promoverse y que permanecen en el sistema de protección, 17 de ellos se encuentran en acogimiento residencial o en acogimiento familiar sin visos de estabilidad, de los que 13 presentan alguna discapacidad (4 física, 5 psíquica y 4 ambas), y los otros 4, forman parte de grupos de hermanos en los que hay menores de más de seis años o con discapacidad.

En cuanto a los 19 menores restantes, se encuentran en acogimiento familiar desde hace tiempo, y atendiendo a su grado de integración familiar y a los vínculos establecidos, no se busca una familia adoptiva, por considerar que, en su interés, conviene que continúen con la familia que les acoge. En este caso solo se promueve la adopción si lo solicita la familia acogedora.