Vacuna contra la tos ferina para embarazadas CV

wpid-vacunaembarazadas.jpg

La Conselleria de Sanidad comenzará a administrar la vacuna de la tos ferina a mujeres embarazadas a partir del 1 de enero de 2015, una medida con la que se pretende evitar la enfermedad en menores de tres meses ante un incremento progresivo de casos, de los que alrededor del 80 por ciento en los más pequeños han derivado en hospitalización.

Con esto se espera evitar anualmente en los más pequeños entre 45 y 65 casos de enfermedad; entre 35 y 55 ingresos con un total de entre 250 y 550 estancias hospitalarias. La vacunación se llevará a cabo gratuitamente en los centros de salud de la Comunitat coincidiendo con las visitas de control del periodo de gestación.

Según ha informado la Generalitat en un comunicado, desde 2011 en los países occidentales se ha producido un incremento progresivo de casos, un aumento que se considera «preocupante» en menores de tres meses, ya que que no pueden recibir la vacuna debido a la falta de madurez de su sistema inmune.

Preguntado por esta cuestión, el conseller de Sanidad, Manuel Llombart, que este lunes ha inaugurado el nuevo Hospital de Día Pediátrico del General de Castellón, ha asegurado a los medios que la vacuna está «a partir de ya disponible en los centros de salud» para que las embarazadas, en el último trimestre de gestación, puedan vacunarse, «de tal forma que protegen al futuro niño en los primeros meses de vida, que es cuando la tos ferina puede tener una posición más agresiva y así evitamos que haya problemas en los primeros meses de vida».

La tos ferina es una enfermedad respiratoria infecciosa de origen bacteriano, que puede afectar a cualquier edad. En adultos suele cursar con muy poca sintomatología, pero en los niños más pequeños son frecuentes las complicaciones, sobre todo respiratorias, que pueden obligar a la hospitalización.

Actualmente, Sanidad contempla la vacuna contra la tos ferina, dentro del calendario consensuado por el Sistema Nacional de Salud, a partir de los dos meses de edad mediante tres dosis (a los 2, 4 y 6 meses). La vacuna protege eficazmente a los menores, sobre todo cuando se administran las tres dosis durante el primer año de vida. Las dosis de refuerzo se administran a los 18 meses y a los 5-6 años. La vacuna no confiere protección «de por vida», ha subrayado la Generalitat.

Con esta patología, en la Comunidad Valenciana, como en el resto de España, se ha producido un incremento de los casos en los que alrededor del 80 por ciento en los más pequeños han derivado en hospitalización. La tendencia obliga a tomar medidas «adicionales», como es la vacunación a mujeres embarazadas en el tercer trimestre de gestación, para evitar casos graves en menores de tres meses, antes del inicio de la vacunación, puesto que los anticuerpos maternos que se transfieren a través de la placenta protegen al bebé.